22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Mejorar el diálogo interior

0 comentarios

mejorar-el-dialogo-interior¿Cómo mejorar tu diálogo interior?

A veces somos demasiado críticos con nosotros mismos, hasta el punto de que esta crítica nos debilita y genera ansiedades e inseguridades.

Aprender a convertir el diálogo interior negativo en positivo puede ayudarnos a sentirnos mejor y fortalecer nuestra autoestima y autoconcepto.

Los patrones de pensamientos negativos más comunes son:

PATRÓN DE PENSAMIENTO: “Van a pensar que soy una persona débil.”

Uno de los patrones más negativos de diálogo interior es acerca de cómo otras personas nos valoran y juzgan. En personas ansiosas e inseguras esta valoración siempre se percibe como negativa. Nos ven cómo débiles, temerosos, ridículos …

La realidad es que tú no eres un lector de la mente. En realidad no tienes ni idea de lo que esté pensando la otra persona y en muchas ocasiones lo que interpretas de la mirada en la cara de otra persona es totalmente incorrecto. Preocuparse demasiado acerca de lo que otros piensan sólo causa inseguridad y dolor, y es la mejor manera para desarrollar un cuadro de ansiedad o depresión.

La Solución: Hay dos partes en el control de este tipo de pensamiento. La primera es la de dejar de ser tímido y reconocer tus derechos. Si estás sufriendo de un taque de pánico o te sientes ansioso/a, verbaliza tu estado de ánimo. Ponle nombre a tus sentimientos y emociones. Dile a la persona con la que estás cómo te encuentras y que no se preocupe. Si lo haces, reducirás tu malestar. En segundo lugar, si estás preocupado/a por lo que la otra persona piense, pregúntale. Habla con ella al respecto.

PATRÓN DE PENSAMIENTO: “No soy normal, y nunca lo seré”.

La ansiedad y la inseguridead son enemigas de la esperanza. A largo plazo pueden hacer crear un sentimiento de desesperanza e indefensión. Tú no eres diferente a los demás. Eres completamente normal si es que existe lo “normal”. Puede que no te sientas cómodo/a y aún no hayas encontrado la yuda que necesitas, pero estás dando los primeros pasos hacia la búsqueda de soluciones.

La solución: No existe “lo normal”. Es un término estadístico. Todos somos diferentes. Piensa en las cosas extrañas que muchos de tus amigos/as hacen. Tal vez ellos no sufren de ansiedad o timidez, pero muchos de ellos son “raros” si te paras a pensar en lo que son como personas. Habla con tus amigos/as acerca de tus tensiones y encontrarás que tienes mucho más en común con ellos de lo que crees.

PATRÓN DE PENSAMIENTO: “Todo va mal”

La negatividad extrema es un componente común en el diálogo interior negativo y es de gran alcance e impacto en la autoestima de la persona. A menudo se produce durante y después de un ataque de ansiedad, y puede afectar a aquellos cuya ansiedad se ha vuelto tan poderosa que han comenzado a sufrir de depresión.

La ansiedad y la inseguridad crean un ciclo que se retroalimenta. Se teme a vivir de la manera que se desea vivir, y se confirman esos temores cuando experimentas la ansiedad y la inseguridad. Este diálogo interno se retroalimenta de ideas y valoraciones equivocadas sobre la realidad, distrosiones cognitivas y pensamientos irracionales que generan ansiedad.

La solución: Aprende a fijarte en las cosas positivas que suceden cada día en tu vida. No importa lo ansioso/a que estés, siempre hay aspectos positivos. La ansiedad y la inseguridad hacen que te centres en los aspectos negativos, pero debes entrenarte para observar los aspectos positivos de tu vida. Este es el primer paso hacia la reducción de este patrón de pensamiento negativo.

PATRÓN DE PENSAMIENTO: “Algo debe estar mal en mí.”

Se produce un gran problema cuando el diálogo interior te dice que algo está mal en ti. Algunas personas se convencen de que su ansiedad y su inseguridad dicen algo acerca de quiénes son como personas y esto les hace sentir peor, generando miedo por el futuro e inactividad en el presente.

La solución: ir al médico. Examínate. Verifica que nada está mal y que tienes buena salud. Entonces, entrénate para tomar medidas, para ver la ansiedad y la inseguridad como algo que se puede corregir. Con el ejercicio, los cambios de comportamiento, las estrategias de afrontamiento, y la toma de decisiones inteligentes, la ansiedad y la inseguridad se pueden reducir todos los días y acabar eliminándose.

PATRÓN DE PENSAMIENTO: “¿¿Y si??”

Está el ” – y si…” como forma de pensar. “- ¿Qué pasa si muero mañana?” ” – ¿Qué pasa si suspendo?” ” – ¿Qué pasa si desarrollo una enfermedad muy grave?” Este tipo de pensamiento tiene varias consecuencias: te mantiene inactivo/a y nervioso/a en el presente, porque los pensamientos negativos son a menudo tan abrumadores que es difícil salir de ese esquema. Siempre puede haber un “y si” sobre cualquier aspecto de nuestra vida.

La solución: plantéate metas y planes. Aprende a mantenerte activo/a. Planifica el futuro, de manera que nunca te sientas sin esperanza o dejes de tener la posibilidad de hacer algo que te llene como persona. No pierdas la ilusión de ver realizados tus planes. Mantenerse mentalmente y físicamente ocupados te asegurará una manera de vivir con mayor seguridad y mayor capacidad de afrontamiento.

Recuerda, la mejora de tu diálogo interior no es algo que se pueda hacer sin esfuerzo. Necesita práctica y constancia.

Tu diálogo interno es lo que has estado haciendo de forma natural, lo que significa que puedes notar la forma en que tu mente se centra en los aspectos negativos. Analiza tus errores cognitivos y plantéate hacer una reestructuración cognitiva.

Se puede controlar el diálogo interior, y una vez que lo hagas, iniciarás los primeros pasos para librarte de la ansiedad y la inseguridad. Practica el pensamiento positivo.

¿Cómo cambiar tu diálogo interior?

Ejercicio-diálogo-interior-positivo

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 3 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>