15 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Desarrollo del autoconcepto

0 comentarios

DESARROLLO DEL AUTOCONCEPTOEl niño empieza a formarse una idea de sí mismo desde muy pequeño. Sus primeras experiencias y la forma en que los demás respondan a sus comportamientos van a influir decisivamente en la imagen que se creará de sí mismo.

Si el niño piensa que consigue lo que se espera de él, se sentirá cada vez más capacitado para intentar nuevos logros. Pero si cree que éstos no están a la altura de lo esperado, su concepto de sí mismo ira debilitándose, y también su autoestima.

Etapas del desarrollo del autoconcepto

Diferentes psicólogos han estudiado el desarrollo del autoconcepto a través del desarrollo del niño. B. Gurney identificó en 1987 tres etapas o fases de este desarrollo:

Etapa existencial

Cuando el niño nace, cree que es una extensión de los padres por la estrecha relación que mantiene con ellos.

Gradualmente se va dando cuenta de que es una persona distinta y se va diferenciando de sus hermanos y sus padres hasta que, al final del primer año de vida, toma conciencia plena de que es diferente del resto. Este hecho se puede comprobar con un acto tan sencillo como acercarle un espejo: el pequeño señalará la imagen y luego se señalará así mismo, mientras sonríe ante tal descubrimiento.

Etapa del sí mismo externo

En torno al año y medio de edad el niño ya habla de sí mismo, aunque lo hace en tercera persona: “Nene sed”, “Nene hambre”. También entiende cuando se le dice que algo está bien o está mal y empieza a ser consciente de sus conductas. “Nene bueno”, “Nene malo”. En esta etapa es muy influenciable por lo que los demás dicen de él: de lo que se le transmita dependerá en gran medida el desarrollo de su autoconcepto. Es muy importante destacar, a partir de esta edad, los rasgos positivos del niño para que vaya formándose un concepto positivo de sí mismo.

Aproximadamente hacia los ocho o nueve años el niño empieza a tener una imagen psicológica de sí mismo; ya compara su forma de ser con los demás.

Etapa del sí mismo interno

Esta última fase del desarrollo del autoconcepto se da en la adolescencia. El adolescente busca respuesta a la pregunta: “¿Quién soy?”. La etapa se caracteriza por la vulnerabilidad de la autoestima. Es un periodo de gran sensibilidad donde el autoconcepto oscila de un extremo a otro, desde el “soy maravilloso” al “no valgo nada”.

Las experiencias que la infancia le haya deparado hará que el adolescente remonte hacia una autoestima sana y estable.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos × = 10

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>