16 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Cambiar patrones de pensamiento

0 comentarios

PATRONES DE PENSAMIENTOCambiar patrones de pensamiento

Normalmente no somos conscientes de nuestros pensamientos y mucho menos de lo que éstos provocan en nuestras emociones y conductas.

En el enfoque cognitivo-conductual, el uso que hacemos de nuestro lenguaje interior o de nuestros patrones de pensamientos, supone un elemento de análisis muy valioso para la intervención.

Cognitivamente podemos leer esos patrones, esas palabras, organizar esa información, analizar emociones, establecer metas… hablar, en definitiva, con nosotros mismos.

A menudo, por mal uso, la mente puede ser un gran enemigo cuando utiliza patrones de pensamiento negativos o poco adaptativos.

Nuestros pensamientos son el punto de partida de la creación, en forma de “representación mental”, de nuestras vidas, por lo que es aconsejable elegir nuestros pensamientos y guiarlos en la dirección que queremos que vayan. Examinar nuestras creencias y asegurarnos de que nos animan y nos apoyan en la dirección que queremos es un buen ejercicio; pero cuidado, autoevaluarnos de forma correcta no siempre es fácil.

Si te concentras en lo que te pasa y en lo que te falta, continuarás con esas imperfecciones y esas carencias. Al cambiar y pasar a pensamientos positivos (con un diálogo interior alentador, visualizando la realidad sin dramatizar, detectando fortalezas y oportunidades, …) lograrás desencadenar emociones y conductas proactivas (“podrás crear tu realidad”).

No somos lo que nos pasa, somos lo que nos decimos (hacemos) sobre lo que nos pasa. Esta es la gran lección de la orientación cognitivo-conductual y uno de los elementos centrales de la autorregulación emocional y conductual.

Es importante limitar el acceso a pensamientos tóxicos o negativos que puedan aparecer en los medios de comunicación o en ciertas personas (conductas tóxicas).

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− cuatro = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>