21 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cuál es la causa del TDAH?

0 comentarios

CAUSAS DEL TDAH¿Cuál es la causa del TDAH?

En la actualidad se desconoce la causa exacta del TDAH, pero se ha estudiado desde hace mucho tiempo y las investigaciones realizadas señalan que se debe a un cúmulo de factores (causa multifactorial).

Los estudios indican que el 70-80% de la causa es genética.

También se han estudiado otros factores como posibles causas del TDAH tales como que durante el embarazo la madre experimente estrés extremo, tabaquismo activo o ingestión de alcohol, lesiones cerebrales por traumatismos craneoencefálicos, etc.

Algo que debe quedar bien claro es que el TDAH NO es culpa de los padres, de los profesores o del niño que lo padece.

¿Es frecuente?

En torno al 5-7% de los niños en edad escolar y alrededor del 4% de los adultos padecen TDAH. Esto quiere decir que en una clase de 30 alumnos probablemente entre 1 y 3 tengan TDAH.

En 1902 los Dres. Still y Tredgold describieron los síntomas del TDAH, es decir, se describió hace más de 100 años. Es cierto que comparado con entonces, ahora se realizan más diagnósticos. Esto NO se debe a un aumento de la frecuencia o a que el TDAH “esté de moda”; sino a la mejor formación de los profesionales, a un mejor método diagnóstico, y a que ahora también se diagnostican (y se tratan eficazmente) los casos menos graves. De todas formas, aún hay muchos casos infradiagnosticados por lo que debería potenciarse su reconocimiento en beneficio de la salud de quienes lo padecen.

¿Cuándo se detecta?

Generalmente el TDAH se detecta en edad escolar (6-12 años), cuando los niños muestran los síntomas. Sin embargo, puede diagnosticarse antes (en edad preescolar) o después (en la adolescencia o la edad adulta).

Un niño con TDAH en edad preescolar puede manifestar los siguientes comportamientos:

1. Pegar a sus compañeros.
2. Tener una curiosidad insaciable.
3. Excesiva actividad, cayéndose o golpeándose con frecuencia (y haciéndose heridas, esguinces, fracturas…).
4. No acatar las normas.
5. Tener un juego vigoroso y “bruto”.
6. Presentar inquietud psicomotora (siempre en movimiento).
7. Parecer torpe (derrama y se le caen cosas, no por torpeza motora sino por impulsividad y por hacer las cosas “al tun-tun”).
8. Ser insistente y demandante con padres, profesores y compañeros de clase.
9. Tener rabietas si no se cumplen sus deseos.

Un adolescente con TDAH se puede manifestar por los siguientes comportamientos:

1. Hiperactividad fina (sensación de intranquilidad interna, movimiento incesante de pierna, tiene siempre algo en la mano).
2. Los profesores se suelen quejar de que sus trabajos son “sucios” y “desorganizados” y de que no trabaja.
3. Su rendimiento es menor a su capacidad, principalmente porque no se esfuerza (evita el esfuerzo mental), no revisa posibles fallos (entrega los exámenes rápido, cuanto antes mejor) y escribe lo mínimo “para salir del paso”.
4. En clase necesita que alguien le apoye y le anime a seguir, no puede trabajar porque deja las tareas a medias.
5. Tiende a cambiar de amistades con frecuencia, y no tiene un grupo cercano.
6. Llegan a presentar problemas de conducta: faltas de respeto a profesores, actitud retadora y desafiante, incumplimiento de normas, etc.
7. Suelen involucrarse en conductas de riesgo como abuso de alcohol, nicotina o cannabis.
8. A veces también presentan síntomas depresivos (tristeza, autoestima baja, apatía, desmotivación) y síntomas de ansiedad.

Es importante tener en cuenta que es NORMAL (no es debido a un TDAH) que en edad preescolar exista hiperactividad, o que en la adolescencia se pueda estar distraído durante un tiempo por algún problema en sus relaciones sociales.

Se debe sospechar TDAH cuando los síntomas de intención, hiperactividad o impulsividad, persistan en el tiempo e interfieran en el funcionamiento cotidiano: en sus relaciones sociales y familiares, en su rendimiento académico, en su autoestima, en sus hobbies, etc.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>