26 / 04 / 2018

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Desarrollar el pensamiento crítico en el niño

0 comentarios

DESARROLLAR EL PENSAMIENTO CRÍTICO¿Cómo desarrollar habilidades de pensamiento crítico en los niños?

Aprender a pensar críticamente es una de las habilidades más importantes que los niños necesitarán para el futuro.

Los niños necesitan poder hacer mucho más que repetir una lista de hechos; necesitan ser pensadores críticos que puedan dar sentido a la información, analizar, comparar, contrastar, hacer inferencias y generar habilidades de pensamiento de orden superior.

No hay una sola estrategia para enseñar a tu hijo a pensar críticamente. A veces tu función será la de hacer preguntas abiertas para guiar el proceso de pensamiento. En otros casos, puede ser más apropiado permitir que tu hijo experimente y refine sus teorías sobre las causas de las cosas. Guiar el proceso de pensamiento crítico de tu hijo tendrá tener un impacto positivo en sus habilidades para resolver problemas.

Algunos consejos e ideas para ayudar a los niños a construir una base para el pensamiento crítico:

  • Proporcionales oportunidades para jugar
  • Utiliza la pausa y la espera
  • No intervengas de inmediato
  • Haz preguntas abiertas
  • Ayuda a los niños a desarrollar hipótesis
  • Fomenta el pensamiento crítico de formas nuevas y diferentes

Proporcionales oportunidades para jugar

Probar cómo funcionan las cosas de manera informal es crucial para desarrollar el pensamiento crítico. Es durante el juego que los niños exploran la noción de causa y el efecto. ¿Qué sucede si dejo caer una cuchara una y otra vez desde el costado de la bandeja de una silla alta o lanzo dos canicas hacia abajo por una rampa al mismo tiempo? ¿Cómo puedo lograr que el bloque se equilibre en la parte superior de esta torre? Al proporcionar espacio interior y exterior para jugar, le brindas oportunidades abiertas para que intente algo y vea la reacción; y luego probar otra cosa y ver si puede crear una reacción diferente. Estas experiencias prácticas proporcionan una base integral para el pensamiento crítico abstracto posterior.

Utiliza la pausa y espera

Ofrecer a tu hijo suficiente tiempo para pensar, intentar una tarea o generar una respuesta es fundamental, pero no necesariamente fácil de hacer. Intenta contar (en silencio) hasta 60 mientras tu hijo está pensando, antes de intervenir o hablar. Esta pausa o espera le da a tu hijo la oportunidad de reflexionar sobre su respuesta y tal vez ajustarla y refinarla, en lugar de responder con su primera reacción visceral.

No intervengas de inmediato

En su lugar, intenta contar hasta 120, o incluso más, y observa lo que hace tu hijo antes de intervenir. Por más desafiante que sea, evita completar o realizar la tarea para tu hijo. Para los niños más pequeños, el reajuste y la maniobra pacífica para agarrar un juguete por su cuenta alienta la resolución continua de problemas y desarrolla habilidades de funcionamiento ejecutivo. Para niños mayores, formula preguntas de pensamiento crítico y brinda suficiente información para que no se frustren, pero no tanta como para que resuelvan el problema por ellos.

Haz preguntas abiertas

En lugar de dar automáticamente respuestas a las preguntas que plantea tu hijo, ayúdalo a pensar críticamente haciendo preguntas: “¿Qué opinas? ¿Qué te parece? ¿Qué crees que está sucediendo aquí?” Respeta sus respuestas, ya sea que las veas como correctas o no. Podrías decir: “Eso es interesante. Dime por qué piensas eso”. Usa frases como “Me interesa escuchar tu opinión sobre esto”. “¿Como resolverías este problema?” “¿Dónde crees que podríamos encontrar más información para resolver este problema?”

Ayuda a los niños a desarrollar hipótesis

Tomarse un momento para formular hipótesis durante el juego es un ejercicio de pensamiento crítico que ayuda a desarrollar esta habilidad. Intenta preguntarle: “Si hacemos esto, ¿qué crees que sucederá?” o “Vamos a predecir lo que creemos que sucederá después”.

Anima a pensar de maneras nuevas y diferentes

Permitir que los niños piensen de manera diferente, los ayuda a perfeccionar sus habilidades creativas para resolver problemas. Haz preguntas como, “¿Qué otras ideas podríamos probar?” o anímalo a generar opciones diciendo: “Pensemos en todas las soluciones posibles”.

Es útil modelar tu propio pensamiento crítico. Mientras trabajas en un proceso de toma de decisiones, verbaliza lo que está sucediendo dentro de tu mente. Los niños aprenden al observar cómo piensas. Tomarse el tiempo para permitir que tu hijo “navegue en los problemas” es esencial para desarrollar las habilidades de pensamiento crítico a largo plazo.

El pensamiento crítico a menudo ocurre cuando los niños tienen tiempo para practicar haciendo elecciones, planificar su tiempo o crear desde la nada.

Los padres deben estar disponibles para aumentar las oportunidades de dedicar tiempo libre y de juego con sus hijos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 × dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>