28 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Trastornos en adolescentes

0 comentarios

TRASTORNOS EN LA ADOLESCENCIAEs muy importante distinguir entre problemas de conducta (“mal comportamiento”: faltas de respeto a profesores, actitud retadora y desafiante, incumplimiento de normas, etc. ) y el trastorno del comportamiento (desórden de conducta). Es necesario no patologizar lo que suelen ser problemas provocados por conductas “normales” en ciertos periodos de edad; pero igualmente importante es entender que el “mal comportamiento” puede ser un síntoma de un problema en casa o con los amigos que se expresa con desafío y desautorización; y dejar sin tratar estas conductas puede terminar siendo un factor de riesgo para la aparición de algún tipo de Trastorno del Comportamiento.

El término “comportamiento”, siendo en principio muy similar a conducta, refleja algo más que lo puramente observable, e integra no sólo las actuaciones concretas objetivas y medibles (conducta), sino también rasgos de carácter más estable. Por ejemplo, cuando hablamos de “una conducta perturbadora en el aula”, estamos haciendo referencia a una actuación puntual de un sujeto en dicho contexto; en cambio, al hablar de “un comportamiento perturbador en el aula” se interpreta que dichas conductas se producen de manera generalizada, estable y/o frecuente. Este comportamiento también está presente en el ámbito familiar.

Uno de cada cinco niños y adolescentes tendrá a lo largo de su infancia algún trastorno de salud mental y una gran mayoría manifestará un trastorno del comportamiento: trastorno disocial, dasafío a la autoridad o hiperactividad. Sin un abrodaje adecuado puede derivar, en el peor de los escenarios, en comportamientos delictivos.

Los pediatras son los primeros en diagnosticar los trastornos del comportamiento a pesar de que los signos se muestran en casa y/o en la escuela. Pero allí las alarmas no se activan … o se silencian. En ocasiones, el retraso en el diagnóstico deriva en la dificultad de distinguir entre una conducta meramente adolescente de un comportamiento más preocupante que debe ser atendido correctamente.

La falta de formación de los profesores y la falta de información de los padres, no ayudan a detectar los problemas de forma precoz. En muchos, casos padres y maestros se inculpan mutuamente del problema y, en vez de trabajar conjuntamente, se miran con desconfianza, como si fueran parte del problema  y también de la solución.

Muchos padres reconocen los problemas de conducta, pero reconocer la existencia de un trastorno resulta más difícil. Otros consideran que la esculea no detectó un comportamiento preocupante en su hijo. No obstante , tampoco comunicaron  al colegio los problemas de su hijo por desconfiar en la capacidad de los educadores y del centro escolar de gestionar su caso desde un abordaje profesional o de “etiquetar” al niño. Los progenitores temen ser culpabilizados por los educadores o incluso, en centros poco integradores, existe el temor de que el alumno sea expulsado.

Los profesores creen que las familias están desbordadas, sus horarios laborales no les permiten dedicar el tiempo que sus hijos necesitan, no les escuchan y desconocen sus problemas. Además indican que no ejercen un correcto control ni saben poner límites. La educación y la disciplina rece íntegramente en los centros educativos. A juicio de los docentes, los padres deben recuperar la autoridad perdida, velar por sus resultados académicos y confiar más en las esculeas.

La clave es la detección precoz y el trabajo coordinado y la comunicación entre los diferentes agentes implicados (familia, escuela y servicios sociosanitarios).

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

  • No hay artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete × 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>