21 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Problemas de conducta en adolescentes

0 comentarios

PROBLEMAS DE CONDUCTA EN ADOLESCENTES 2Han aumentado los problemas de conducta en adolescentes (faltas de respeto a profesores, actitud retadora y desafiante, incumplimiento de normas, etc.), pero no los trastornos de comportamiento.

La sociedad en la que vivimos fomenta los valores del individualismo y la búsqueda de la recompensa inmediata; ello propicia la aparición de conductas, en niños y adolescentes, que se caracterizan por la dificultad para aplazar la recompensa y la poca tolerancia al malestar. También los cambios en la estructura familiar, mal llevados por la pareja, han favorecido la aparición de problemas de conducta, contribuyendo así al incremento de niños emocionalmente frágiles, irritables, con propensión a la agresividad si no obtienen todo lo que quieren, pero estas conductas no conducen necesariamente a un diagnóstico médico.

La dolescencia requiere de padres que sepan relacionarse con ella. La impulsividad, la actitud irascible, el desprenderse de la figura paterna, … esto es propio de la adolescencia, incluso sano para su desarrollo.

Ahora bien, ¿cuándo empieza a ser preocupante el comportamiento de un adolescente? Cuando de ser “un niño 10″, con buenas notas y buen comportamiento durante la Enseñanza Primaria (de los 6 a los 12 años), de forma abrupta (inicio abrupto), comienza la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) y las nuevas y, no siempre buenas compañías, propician el inico del consumo tóxico, el bajo rendimiento, el absentismo y las malas notas… Este inicio abrupto de los problemas de conducta se corrige con cierta facilidad mediante la complicidad entre padres y profesores, pero podría ser tambien indicador de la aparición de trastornos más graves.

Existen signos de baja intensidad (inicio insidioso) que han caracterizado al niño a lo largo de su vida, pero que, ahora, aparecen de forma más llamativa en la adolescencia. Niños (ahora adolescentes) que siempre han tenido un temperamento difícil, que han sido desafiantes y han mostrado frecuentes rabietas. Niños con dificultades para  aceptar la autoridad, y que a los padres y profesores les ha costado siempre controlarlos. Estos signos signos de baja intesidad han ido cocinándose de forma lenta con el tiempo y han ido desgastando al propio niño y al entorno  familiar. En este caso es fácil que estemos delante de un Trastorno del Comportamiento.

Los Trastornos del Comportamiento se caracterizan por ser persistentes en quienes los padecen y porque infringen las normas sociales y los derechos de las demás personas.

En los últimos cinco años los servicios médicos han detectado un aumento de estos comportamientos negativos entre los pre-adolescentes y los adolescentes.

La irritabilidad, la agresividad y el desafío, resultan desgastantes para todos y para los profesores en particular, porque dinamitan las dinámicas de las clases. Padres y profesores parecen buscar un culpable y no suelen trabajar conjuntamente para ver cuál es el problema de fondo. Ésta es una de las razones por las que los padres en vez de acudir al tutor, buscan el asesoramiento del pediatra en primer lugar, o del psicólogo o psiquiatra (si son mayores de 14 años), pero normalmente no hay coordinación con los recursos educativos de los centros escolares.

El desafío a la autoridad puede llegar a ser tan grave que los chavales no se frenan frente a nadie, ni siquiera cuando ese alguien lleva uniforme y representa a la autoridad policial. Los diferentes tipos de trastornos del comportamiento no necesarimente desembocan en situaciones delictivas pero,  de todos los trastornos, el Trastorno Negativista Desafiante y el Trastorno Disocial son los que pueden tener unaw consecuencias peores. El éxito del tratamiento depende la implicación y coordinación entre padres, profesores y los servicios sanitarios.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× ocho = 24

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>