23 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El Trastorno Dismórfico Corporal (TDC)

0 comentarios

El TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL 1Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) es una enfermedad grave en la cual la persona está preocupada en exceso por defectos físicos menores o imaginarios, por lo general de la piel, el pelo y la nariz, así como el acné, las cicatrices,  arrugas faciales, las marcas, la piel pálida, el adelgazamiento del cabello, el vello corporal excesivo, la nariz grande o la nariz torcida.

La ansiedad y el estrés que genera el “defecto” percibido hace que la persona presente la necesidad permanente de corregirse (recogiendo el cabello, comprobando excesivamente su estado ente el espejo, ocultando las imperfecciones, comparando su apariencia con otros, el exceso de aseo, buscar la seguridad en los otros acerca de cómo la ven) y, en muchos casos, recurran a la cirugía estética (de la que nunca salen satisfechos, o si lo hacen, se centran en otro “defecto” de su cuerpo que deben corregir).

La comorbilidad
El TDC es a menudo comórbido con otros trastornos mentales como la depresión, los trastornos por consumo de sustancias y/o la fobia social.
En niños y adolescentes
El TDC es muy similar en jóvenes y adultos. Generalmente comienza en la adolescencia, antes de los 18 años y casi todos los jóvenes padecen un deterioro importante en el funcionamiento psicosocial que se atribuye principalmente a los síntomas de TDC. Tales dificultades puede ser particularmente problemáticas en la adolescencia, ya que pueden interferir sustancialmente en su desarrollo.

¿Cuál es el tratamiento para el TDC?

Uno de los retos al tratar a pacientes con la TCC es que muchos están insuficientemente motivados para el tratamiento, debido a la metacognición que les domina (no aceptar que tienen una enfermedad psiquiátrica tratable o creer que necesitan tratamiento cosmético en lugar de tratamiento de salud mental).

Desde el punto de vista farmacológico los medicamentos que se utilizan son inhibidores selectivos de la recepción de serotonina o antidepresivos que disminuyen los comportamientos obsesivos y compulsivos.

La investigación disponible sugiere que la terapia cognitivo-conductual (TCC) puede ser eficaz para el TDC. Una combinación de componentes cognitivos (por ejemplo, la reestructuración cognitiva que se centra en el cambio de supuestos relacionados con la apariencia y creencias) con componentes conductuales (como la exposición y la prevención de respuesta (ERP) para reducir la evasión y comportamientos compulsivos y de seguridad. Los hallazgos de la investigación neuropsicológica  apoyan el uso de estrategias cognitivo-conductuales.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ ocho = 14

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>