15 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Autorregulación emocional en el niño

0 comentarios

AUTORREGULACION EMOCIONAL EN EL NIÑOLa autorregulación emocional en el niño incluye la capacidad de expresar las emociones y reaccionar de manera apropiada en situaciones emocionales intensas. Los niños hábiles en competencias emocionales generalmente se adaptan bien a las nuevas personas y situaciones, muestran una alta tolerancia a la frustración, controlan sus emociones negativas y se muestran más empáticos.

Los niños que tienen dificultades con la regulación mocional pueden expresar pocas emociones, mostrar signos de depresión, llorar excesivamente, tener dificultades para hacer frente a las frustraciones, preocuparse en exceso o mostrar comportamientos inapropiados, aislamiento, temor, depresión, dependencia emocional y ansiedad en respuesta a emociones intensas (Wittemer y Strain, 1996). Estos problemas de conducta pueden ir acompañados de expresiones emocionales como la ira, la agresión, el egoísmo y comportamientos de oposición.

Identificar y expresar las emociones verbalmente es el primer paso para aprender a regular las emociones. Los niños pueden dejar de expresar emociones verbalmente porque piensan erróneamente que los demás, obviamente, saben lo que están sintiendo y carecen del vocabulario para expresarlas (Kostelnik, Whiren, Soderman, Stein y Gregory, 2002).

Debemos enseñar a los niños a expresar sus emociones de manera aceptable, recordándoles que usen palabras para expresar lo que necesitan:

“- Juan, dile a David: “- No he terminado con el camión de bomberos todavía” “.

“- Rosa, no me gusta cuando eres mandona”.

Y sugiriendo frases para usar en situaciones emocionales:

” – Quiero hacerlo a mi manera esta vez”.

” – Puedes tenerlo cuando haya terminado”.

” – Hagamos una lista de turnos”.

Es muy importante que reconozcamos los sentimientos del niño y, al mismo tiempo que insistimos en que las conductas dañinas no son toleradas, inmediatamente debemos sugerir el uso de palabras para expresar los sentimientos. Como padres un buen modelo es el de expresar también nuestros sentimientos. “- Yo me siento…”

Debemos reconocer los sentimientos de un niño al mismo tiempo que insistimos en que las acciones dañinas no son toleradas y sugerimos el uso de formas asertivas de expresarnos:

” – Andrés, cuando Julio ha usado este juguete, esto te ha echo enfadar ¿verdad?, pero no puedes pegar a Julio, o a otro niño, por tu enfado. Mejor puedes decirle: ” – Julio no me gusta que juegues con ese juguete” “.

Gestionar las emociones también incluye la capacidad de inhibir el comportamiento impulsivo inapropiado cuando el niño experimenta emociones fuertes y calmarse lo suficiente como para utilizar estrategias para afrontar la adversidadestrategias para la resolución de problemas.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cinco − 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>