17 / 08 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cómo se educa el respeto?

0 comentarios

El respeto por los demás y por uno mismo debe desarrollarse y fomentarse desde la más tierna infancia.

Un niño se sentirá respetado cuando experimente la comprensión y satisfacción de sus necesidades por parte de sus cuidadores y educadores.

Si somos padres empáticos será más fácil educar a nuestros hijos con sentido del respeto.

Si somos padres coherentes y predecibles estableceremos con nuestros hijos vínculos seguros y sólidos; y desde muy pequeños, entenderán que existen normas y límites que les ayudan a sentirse seguros y protegidos.

Sentirse respetado (comprendido, aceptado) y mostrar respeto (comprender, aceptar a los demás) ayudará al niño a madurar, a adquirir responsabilidad y a saber convivir.

Si educamos a nuestros hijos en la tolerancia y la aceptación de las diferencias estaremos educando su sentido del respeto.

El respeto es la base del cariño.

Sentirse queridos es esencial para la autoestima de nuestros hijos, y ésta lo es para sentir respeto por si mismo y por los demás.

Tenemos que enseñar que el respeto no debe depender de los estados de ánimo o de factores externos a uno mismo. Y esto lo debemos hacer con diálogo y con ejemplo.

Nuestos hijos deben estar convencidos de la necesidad de ser respetuosos, porque de ello depende su propia integridad como persona. El respeto supone limitar (o prohibir) conductas que puedan ser lesivas (violencia verbal o física) para el propio niño o para los demás.

Los padres debemos dar ejemplo a nuestros hijos con conductas respetuosas hacia los demás y con explicaciones claras sobre los beneficios de esta conducta.

En la convivencia diaria debemos enseñar a los pequeños a tomar en serio y a saber escuchar a los demás. 

Hemos de aprender a vivir en la pluralidad, donde caben diferentes posturas e ideas. La diversidad nos permite aprender de los demás, conocer nuevas ideas y experiencias. La pluralidad nos enriquece.

Debemos educar a nuestros hijos para que vivan la diversidad y la flexibilidad de forma saludable.

Tenemos que dar valor a la forma de ser de cada persona.

Educar el respeto no es tarea fácil, y más cuando nos encontramos ante niños negativistas y desafiantes.

Fomenta la confianza y el diálogo con tu hijo.

 

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos − = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>