20 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Trastornos somatomorfos

0 comentarios

Teen girl with bellyacheLos Trastornos Somatomorfos (o psicosomáticos) reconocidos por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association (DSM-V) incluyen los siguientes tipos:

Trastorno de Somatización
Trastorno de Conversión
Hipocondría
Trastorno Dismórfico Corporal
Trastorno por Dolor
Trastorno Somatomorfo Indiferenciado

Tipos y síntomas de los trastornos somatomorfos

Trastorno de somatización.

También se conoce como Síndrome de Briquet. Los pacientes con este tipo tienen una larga historia de problemas médicos que se inicia antes de los 30 años.

Los síntomas incluyen varios órganos y sistemas del cuerpo diferentes. El paciente puede reportar una combinación de:

dolor
problemas neurológicos
molestias gastrointestinales
síntomas sexuales

Muchas personas que tienen trastorno de somatización también tendrán un trastorno de ansiedad.

Trastorno de Conversión

Se transforma un problema psicológico en un síntoma físico; por ejemplo, parece que no puede mover el brazo, que no oye, que no ve, que tiene dificultad para tragar o afonía. Incluso pueden aparecer síntomas que simulan un ataque epiléptico.

Trastorno Somatomorfo Indiferenciado.

Esta es una versión menos específica del trastorno de somatización. El diagnóstico requiere que una persona tenga uno o más síntomas físicos de síntomas inexplicables durante al menos seis meses.

Hipocondría.

Las personas con este tipo están preocupadas por una enfermedad grave. Pueden creer que las quejas menores pueden ser señales de graves problemas médicos. Por ejemplo, pueden creer que un dolor de cabeza común es un signo de un tumor cerebral.

Desorden Dismórfico Corporal.

Las personas con este trastorno están obsesionadas con -o pueden exagerar- un defecto físico. Los pacientes también pueden imaginar un defecto que no tienen.

La preocupación por este rasgo o defecto suele ser constante. Puede tratarse de cualquier parte del cuerpo. Los pacientes pueden estar obsesionados con las arrugas, el pelo o el tamaño o la forma de los ojos, la nariz o los senos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 2 = tres

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>