15 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Ludopatía infantil

0 comentarios

GamblingNo es la misma ludopatía la que sobrevino con la democracia en los años ’70 y ’80 en España, cuando los bingos y las máquinas “sacaperras” sustituyeron a las quinielas, y donde el juego era presencial y había un horario; que la ludopatía actual, en la que, tanto bingos, como casas de apuestas y juegos de todo tipo,  están en la pantalla de nuestro móvil y en el ordenador de nuestra casa, disponibles; sin horario y sin la necesidad de “ir o estar”. No es la misma ludopatía.

Los servicios de atención psicológica a la infancia y la adolescencia están atendiendo, cada vez con más frecuencia, a jóvenes y adolescentes que presentan conductas adictivas al juego a través de los nuevos dispositivos móviles e internet.

Estudios recientes demuestran que, si en la adicción presencial (bingos, quinielas, …) el diagnóstico se produce entre los 5 y los 7 años desde el inicio de la ludopatía; en la adicción “virtual” el diagnóstico se produce entre los 2 y los 3 años desde su inicio; lo que indica el grado de severidad de la adicción. También se está incrementando el número de chicas adolescentes atendidas.

La ludopatía es un trastorno de la conducta en el que la persona no puede dejar de jugar, pese a las consecuencias negativas que tiene esta conducta para ella; llegando a provocar una importante desestructuración en su vida.

EL JUEGO EN INTERNETEn psicología, llamamos programas de razón variable a aquellos programas en los que el refuerzo positivo (la recompensa) se recibe de forma aleatoria (la persona nunca sabe cuando recibirá el premio). Este es el esquema básico de los “juegos de apuestas” que se encuentran en internet y en las tradicionales “tragaperras”.

Los juegos on-line (ruletas, slots, poker,…) suelen aparecer con formatos de “gratuito” en el que “aprender” a jugar; con recompensas en forma de dinero “simulado y virtual”. Ésta suele ser la puerta de entrada y, al final, también, la puerta de salida, en un abordaje cognitivo y conductual.

Esta “puerta de entrada” se presenta como un modelo social de glamour y “éxito profesional”. Lo que, delante de la falta de perspectivas socioprofesionales de gran parte de nuestros  adolescentes y jóvenes, se convierte en una falsa salida a sus negras perspectivas. Una forma de vida, “de éxito rápido”, que ven reflejada y reforzada en los medios de comunicación social. El juego como forma de vida.

En casa se deben fijar límites razonados que eviten los riesgos que presenta internet en general y “el juego por internet” en particular. Podemos hablar de ludopatía, no únicamente en casos en los que interviene el dinero u otra forma de recompensa, también podemos hablar de ludopatía cuando la persona pierde el control sobre el resto de sus conductas y el juego se coinvierte en una necesidad obsesiva.

LUDOPATÍA INTANTIL 1Se empieza dejando a los niños demasiado tiempo delante de las pantallas, sin supervisar su “conducta virtual”, crees que no pasará nada, que lo podrás reconducir, y te encuentras, el día menos pensado, con un niño o adolescente que no quiere saber nada que no esté relacionado con su obsesión, “el juego”. De repente, tu hijo adolescente suspende, se distancia, muestra conductas obsesivas y se ha vuelto receloso, reservado, agresivo e incluso violento… . Ten en cuenta que está espantado, “le da miedo no jugar”.

Frecuentemente las familias se autoinculpan, (” – La culpa es nuestra”), y esta actitud retroalimenta la conducta ludópata.

La solución no es prohibir. “Salir” es más difícil que entrar. Pero se puede salir. La rehabilitación puede durar entre un año y un año y medio. A un adulto tal vez se le pueda exigir un cambio radical, en un joven, es diferente.

El tratamiento cognitivo conductual se presenta como una alternativa de éxito contrastada.

El papel de los padres es esencial. Muchos padres dicen: ” – Se lo he dado todo”. Pero en cambio, no saben qué música le gusta a su hijo. Si no juegas con tu hijo, se irá alejando.

Jugar a video-juegos y juegos de azar es un problema si no se sabe compaginar con otras actividades y el juego obstaculiza la vida diaria de la persona afectada. Las apuestas son peligrosas, se comienza jugando en la liga española de fútbol y se acaba apostando en carreras de galgos de Bombay. Cuidado.

Consulta con un especialista se crees que tu hijo puede padecer una ludopatía.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = dos

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>