22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Los patrones de apego

0 comentarios

Red button - helpEl apego seguro

Está marcado por la angustia cuando se separa al niño de los cuidadores y son de alegría cuando el cuidador regresa. Estos niños se sienten seguros al depender de sus cuidadores adultos. Cuando sale el adulto, el niño puede mostrarse molesto, pero se siente seguro de que el padre o cuidador volverán.

Cuando se asustan, los niños con apego seguro buscan el consuelo en los cuidadores. Estos niños saben que su padre, madre o cuidador le proporcionará comodidad y tranquilidad, por lo que se sienten cómodos al buscarlos cuando tienen alguna necesidad.

Apego ambivalente

ESTUDIOS SOBRE PATRONES DE APEGO TERRASSA BARCELONALos niños con este tipo de apego, en general, se suelen mostrar muy angustiados cuando uno de los cuidadores se va. Este patrón de apego se considera relativamente poco frecuente (afecta a un estimado de 7 a 15 %)

Las investigaciones sugieren que el apego ambivalente es el resultado de una escasa disponibilidad de la figura materna para cubrir las necesidades del niño. Estos niños no pueden depender de su madre (o cuidador) para estar allí cuando los necesite.

Apego evitativo

Los niños con un apego evitativo tienden a evitar a los padres o cuidadores. Cuando se le ofreció una elección, estos niños no mostraron ninguna preferencia entre un cuidador y un completo desconocido.

APEGO EVITATIVOLa investigación ha sugerido que este estilo de apego podría ser el resultado de los cuidadores abusivos o negligentes.

Los niños que presentan este tipo de apego tienden a evitar la búsqueda de ayuda y presentan patrones de conductas poco adaptativas (aislamiento social).

Las relaciones formadas con los semejantes influyen en la adquisición de habilidades sociales, el desarrollo intelectual y la formación de la identidad social. Los niños inseguros, sobre todo los evitativos, son especialmente vulnerables al riesgo de presentar conductas problemáticas.

APEGO EN LA INFANCIA 1Apego desorganizado

Los niños con un apego desorganizado a menudo muestran una mezcla confusa de comportamientos y pueden parecer desorientados, aturdidos o confundidos. Los niños pueden presentar conductas de evitación o resistencia a los padres. Algunos investigadores creen que la falta de un patrón de apego claro está probablemente ligado a un comportamiento incoherente de los cuidadores. En tales casos , los padres pueden servir como una fuente de consuelo y una fuente de temor, lo que lleva a un comportamiento desorganizado.

Este patrón de apego muestra un comportamiento asustado o asustador, intrusión, retiro, negatividad, confusión de roles, errores de comunicación afectiva y los malos tratos. Muy a menudo asociado a muchas formas de abuso infantil.

Los niños con un patrón desorganizado en la infancia tienden a mostrar, en las relaciones, claros patrones de disturbio. A continuación sus relaciones con sus pares, muchas veces, se caracterizan por el patrón de la agresión y retirada llamado “reacción de lucha o huida”. Estos niños tienen más probabilidades de convertirse en padres que maltratan.

APEGO INSEGUROApego inseguro

Los patrones de apego inseguro no son ideales, pues ellos pueden comprometer la exploración, la autoconfianza y el conocimiento más profundo del entorno. Sin embargo, los patrones de inseguridad también son adaptativos, ya que son reacciones apropiadas a la indiferencia del cuidador. Por ejemplo, en el patrón de evitación, para minimizar las expresiones de unión, incluso bajo condiciones de amenaza leve, evitará alejar a los cuidadores que ya están rechazados, dejando, así, la posibilidad de respuesta en el caso de que surja una amenaza más grave.

La relación entre el apego inseguro, sobre todo del tipo desorganizado, y el surgimiento de psicopatología en la infancia está bien establecida y se entiende como un factor de riesgo no específico para problemas futuros.

Los niños inseguros del sexo masculino tienden a adoptar estrategias de evitación, mientras que las del sexo femenino tienden a adoptar estrategias de ansiedad / ambivalencia, a menos que estén en un ambiente de alto riesgo.

Se sugiere que la adrenarquia es un mecanismo endócrino subyacente a la reorganización de apego inseguro en la tercera infancia.

Cerca del 65% de los niños en la población en general pueden ser clasificados teniendo un patrón de apego seguro, con el 35% restante se divide entre las clasificaciones inseguras.

Bowlby presentó la hipótesis de que “el recién nacido y el niño deben experimentar una relación continua, íntima y cálida, con su madre (o madre sustituta permanente) en el que ambos puedan encontrar tanto satisfacción como placer”, cuya falta puede acarrear consecuencias significativas e irreversibles para la salud mental.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>