19 / 08 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cómo tratar la rivalidad entre hermanos gemelos?

2 comentarios

Procura mantener los siguientes criterios a la hora de afrontar esta rivalidad.

La rivalidad es algo muy frecuente entre los hermanos gemelos.

- Resalta sus características y habilidades individuales.

- Evita las comparaciones y las etiquetas.

- Que no coincidan en la misma clase.

- Que participen en diferentes actividades extraescolares.

- Dialoga sobre la inutilidad de mantener un conflicto permanente.

- Evita el igualitarismo excesivo.

- Proporciónales ratos de exclusividad en los que no tengan que competir con nadie para obtener tu atención.

- Trátalos de forma individual, y no como una unidad. Evita referirte a ellos como “los gemelos”.

- Procura que las demás personas de vuestro entorno les proporcionen un trato individualizado.

- Ayúdales a expresarse y validar sus sentimientos buscando esas palabras que les faltan para expresar su malestar.

- Enséñales a cooperar entre ellos, por ejemplo, a través de juegos de equipo. Permíteles también tener algunos juguetes propios de uso exclusivo.

- Fomenta la empatía. ¿ – Cómo crees se siente tu hermano y qué te gustaría que te ocurriese en su lugar?

- Reconóceles los esfuerzos que hacen para llevarse bien. Muéstrales tu reconocimiento cuando estén haciendo un esfuerzo por llegar a un acuerdo o por llevarse bien.

- Introduce normas básicas o revisa las existentes. Las agresiones físicas (mordiscos, empujones) no deben tolerarse. Establecer unas normas con carácter previo y seguir un plan trazado de antemano te permitirá reaccionar con mayor agilidad y los niños sabrán a qué atenerse.

- Refuerza el papel del padre en aquellos casos en los que la rivalidad tenga por objeto captar la atención de la madre. Esto lo podemos hacer organizando momentos especiales y ratos de exclusividad con su padre para estrechar los lazos entre ellos y evitar que cada vez que tengan una necesidad acudan únicamente a su madre.

- Corrige los comportamientos sin mezclar a su hermano/a por medio.

- Enséñales a resolver sus propias disputas, en vez de correr a zanjarlas nosotros (salvo que se vayan a hacer daño, claro). Ser imparciales para no agudizar el conflicto.

- Enséñales a escucharse el uno al otro y a saber respetar las diferencias de opinión de cada uno.

Refuerza el vínculo. Hacerles ver y resaltar los aspectos positivos y las ventajas de tener hermanos de la misma edad. No está de más recordarles de vez en cuando lo afortunados que son.

- Fomenta las amistades propias de cada uno de los gemelos.

- Fomenta las experiencias comunes. Fomentar las experiencias divertidas comunes reforzará su amistad. Incluso podéis crear un álbum de recuerdos común para que puedan revisar sus fotos y recordar los buenos ratos que hayan pasado juntos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

  1. yuneisy says:

    Me encantó el articulo es muy interesante y ayuda a la reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 × siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>