22 / 05 / 2024

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cómo tratar a un adolescente?

2 comentarios

TRATAR A UN ADOLESCENTE

¿Cómo tratar a un adolescente?

El amor debe ir unido al respeto, no se debe perder el respeto a un hijo/a; pero tampoco permitir que él/ella nos pierda el respeto a nosotros. No se gana nada con los gritos y los reproches. Cuando vuestro hijo/a se empiece a «poner tonto», se le dice lo que debe hacer y uno se va de la habitación donde se esté con él. No le enseñemos a “dialogar a gritos». A gritos no se dialoga.

Un adolescente necesita limites, más amplios y flexibles, pero igualmente claros. Negociar no es malo, siempre que el chaval acepte los acuerdos y no se los salte. La naturaleza le animará a saltarlos. Empieza para ella/él la primera etapa de su juventud, nuestros hijos crecen.

Debemos valorar su responsabilidad y premiarla. Si se pasa; si a pesar de nuestro diálogo afectivo y efectivo, de nuestra paciencia, y de nuestra asertividad y buen humor, nuestro adolescente incumple reiteradamente (no más de tres) una norma; entonces tendremos que recurrir a lo que para mi es el fracaso de la educación: el castigo. Y si debe ser castigado, se aconseja hacerlo con el «dinero y/o el tiempo en la calle», pero nunca quitarle todo, sino una parte de la paga o de tiempo con amigos o juegos (para que realmente valore el castigo). No castigar con tener que estudiar más horas (no lo hará), ni premiar con regalos por las notas; estudiar es su obligación y una parte de su futuro, él/ella debe valorar su importancia y es tu responsabilidad, como madre o padre, educarlo para que lo valore. Los premios y regalos deben basarse en la madurez y los esfuerzos que realiza en su comportamiento en general.


ATENCIÓN PSICOPEDAGÓGICA

A DOMICILIO

en Barcelona, Sant Cugat, Sabadell, Terrassa, Vallès Occidental.


  1. Ana Latre says:

    Hola Javier, muy interesantes tus artículos. Estoy de acuerdo en lo que planteas en este caso. Me gusta la pauta que das: puede pasarse, pero no mas de tres veces.
    Enhorabuena por la pagina. Besos.

    • Javier Valverde says:

      Hola Ana, te agradezco el comentario. Me complace que estés de acuerdo por tu doble condición de madre y pedagoga. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


uno + = 7