22 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El método de estudio: EL SER-3

0 comentarios

EL MÉTODO SER 3Si sigues el método que a continuación se expone, tú mismo comprobarás, a medida que pase el tiempo y te vayas adiestrando en su práctica, que estudiar te resulta más fácil y entretenido, y que van mejorando las notas que obtienes en los exámenes.

Este método consta de siete pasos sucesivos:

1ro. Exploración

2do. Lectura

3ro. Subrayado

4to. Esquematización

5to. Resumen

6to. Recuerdo

7mo. Repaso

Las iniciales de estas palabras forman el nombre de este método: EL SER3.

Veamos la primera de ellas.

1. LA EXPLORACIÓN

Antes de que te entregues al estudio, te resultará conveniente que dediques unos minuto a explorar el material que tienes ante ti, sea un libro o los apuntes.

1.1 La exploración del libro

La exploración del libro te permitirá captar el todo antes que las partes de que se compone, y así obtendrás una visión de conjunto sobre el tema estudiado, sobre las  partes que lo integran y sobre el enfoque que da el autor.

En tu exploración has de prestar atención a lo siguiente:

– Portada y tapa

– Prólogo

– Índice

– Capítulo

a) Portada y tapa

Comienza con el examen de la portada. Allí encontrarás:

  • El título, que hace referencia al grupo de temas que trata. A veces lleva un subtítulo, que precisa la forma como trata dicha temática.
  • El nombre del autor, así como las circunstancias que nos lo hacen conocido, tales como títulos, premios,, cargos, etc.
  • Editorial. El que haya sido publicado en una editorial de prestigio suele ser garantía de calidad del libro, pero no siempre es así.
  • Traductor que ha vertido el original al idioma del lector.
  • Año de publicación y número de edición. Estos datos, que casi siempre vienen en el dorso de las primeras páginas, te ilustrarán sobre la vigencia de lo que allí se dice y sobre su difusión. Si el libro es de investigación científica y se publicó hace veinte años, pudiera ser que su información estuviera obsoleta. El número de la edición te dirá si ha tenido éxito y se ha convertido en un clásico o si es una edición única, difícilmente vendible por no haber conseguido la atención del público.

En la tapa también puedes encontrar información que te resultará de utilidad:

  • Resumen del contenido del libro, que amplia la información que da el título y te adelanta lo más relevante.
  • Valoración de la editorial o de algún eminente pensador sobre la aportación del libro a determinada problemática.
  • Presentación del autor, con especial mención de sus publicaciones, premios, cargos e importancia del mismo dentro de la materia en cuestión.

El análisis de los datos anteriores también te resultará útil cuando vayas a comprar un libro y hayas de elegir entre varios de parecida o la similar temática.

b) Prólogo

La lectura del prólogo nos permitirá conocer los motivos que indujeron al autor a la publicación del libro, las dificultades que encontró, las lagunas que pretende rellenar, el estado actual de la cuestión, los colaboradores que tuvo, los destinatarios a quienes va dirigido, los fines que pretende, la metodología de estudio del libro, etc. Son muchos datos que pueden aconsejarte su elección y orientarte sobre el mismo.

c) Índice

Nunca olvides echar un vistazo al índice, pues en las páginas del índice sistemático el autor desglosa los capítulos y los apartados en los que subdivide y estudia el tema principal. Un simple vistazo al índice sistemático te informará de la importancia de la idea que te interesa y de la profundidad con que se trata en el libro.

Cada día es más frecuente el uso del índice analítico, en que el autor clasifica por orden alfabético los temas tratados e indica las páginas en que los estudia. Todo ello para ofrecer al lector información precisa sobre el contenido que se describe en el interior del libro.

d) Capítulo

Antes de ponerte a estudiar debes echar un vistazo al capítulo observando:

  • Título
  • Apartados en que se divide
  • gráficos y esquemas
  • Resumen, si lo hubiera
  • Tipografí­a

Los autores buscan con ahínco el título más adecuado para el capítulo. El título ha de ser preciso y expresivo del contenido general que luego se explica. Si el título está bien escogido, te dará muchas pistas y verás que no puede ser sustituido por otro parecido sin que nada cambie.

Observa asimismo los apartados en los que se divide e intenta relacionarlos con respecto al todo del capítulo y del libro.

Observa los gráficos , mapas y esquemas que te ofrecen de forma visual en contenido conceptual del texto.

A veces el capítulo incluye un resumen, que tiene la virtud de informarte en pocas palabras del contenido del mismo y de servir, una vez estudiado, de recordatorio para su mejor retención.

Tampoco olvides dirigir la mirada, en esta ojeada exploratoria, a la diferente tipografía utilizada: negrita, cursiva o mayúscula. El tamaño de los títulos y la diversidad tipográfica indican la relación existente entre los diferentes capítulos, apartados o subapartados y so un esquema de la subordinación de las ideas en la mente del autor.

Si el índice es poco exhaustivo y el capítulo no tiene subdivisiones, entonces, para obtener la visión de conjunto, puedes escudriñar el tema a través de la lectura rápida del mismo. Detente en los párrafos iniciales y finales, pues al inicio se suelen exponer las argumentaciones y al final las conclusiones.

1.2 Exploración de los apuntes

No siempre el material que tienes delante de ti para trabajar es un libro de texto, muchas veces serán los apuntes tomados en clase o entregados por el profesor. En ese caso, echa un vistazo al índice general y a la estructura de cada capítulo, observando la importancia de los apartados, según su relación con la idea principal; fíjate especialmente en los párrafos iniciales y finales de cada apartado.

Tu asistencia y participación en clase observando el énfasis del profesor en determinados puntos, así como las prácticas realizadas, las lecturas, etc., te permitirán tener un recuerdo que te servirá como visión de conjunto. Pero, aún así, siempre te resultará útil organizar tus apuntes según un índice sistemático que estructure el tema y te oriente sobre la importancia jerárquica de cada apartado.

__________________________________________________________________________________

Una vez realizado el primer paso del método EL SER3 (La exploración), debes seguir el 2do paso:

La lectura

__________________________________________________________________________________

Fuente:

Técnicas de estudio para Secundaria y Universidad. Salas Parrilla, Miguel. Alianza Editorial 2014 (quinta edición)

- Aprender a estudiar. Villacorta, Ana. Plataforma Editorial 2016

 

 

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos + 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>