18 / 10 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Afrontamiento positivo del estrés

0 comentarios

afrontamiento-positivo-del-estresEl hecho de encontrarse en una situación de presión no significa necesariamente tener que padecer estrés. El estrés se produce cuando hay una percepción de descontrol de esta presión, cosa que da paso a un cierto nerviosismo o a un sentimiento de distorsión. También aparecen diversas manifestaciones somáticas, como el insomnio, inapetencia sexual o pérdida del apetito, por poner algunos ejemplos.

El afrontamiento positivo del estrés consiste en:

1ro. Observar y reconocer las situaciones en la que percibimos un exceso de ansiedad, es decir, las situaciones estresantes para poderlas clasificar de menores a mayores según su capacidad para generar ansiedad.

2do. Descubrir y analizar el lenguaje interior que empleamos en estas situaciones. Acostumbra a ser un lenguaje cargado de mensajes negativos, infravaloraciones incapacitantes y provocador de mayor ansiedad, como: ” – No seré capaz de…”, ” – Seguro que no lo sabré hacer…” ” – Me he equivocado y haré el ridículo”, etc.

Los mensajes negativos como los que acabamos de ver se pueden sustituir por los siguientes o similares:

Antes de la situación:

” – Lo puedo hacer suficientemente bien.”

” – No hay nada que demuestre que no lo puedo hacer.”

” – Lo que no sé lo puedo aprender.”

” – No me preocupa lo que los otros piensen o deseen de mi.”

” – Es lógico que esté un poco nervioso.”

” – No hace falta hacer comparaciones con nadie; no tengo ningún motivo para ser como los otros.”

Durante la situación:

” – Lo hago también como puedo.”

” – Haz tres respiraciones profundas.”

” – No le des más importancia de la que tiene.”

” – Pronto acabaré y me sentiré bien.”

” – Sigue un orden. Una cosa después de la otra.”

” – Lo hago bien, tan bien como puedo y es suficiente.”

Después de la situación:

” – Lo he hecho. He hecho todo lo que he podido.”

” – Qué bien. Ahora me puedo relajar.”

” – Puedo hacer frente a estas situaciones.”

” – Puedo volver a hacerlo y me irá bien.”

” – Bien, ya está hecho, la próxima lo haré todavía mejor.”

” – Puedo estar satisfecho de mis progresos.”

Estas frases pueden servir para afrontar positivamente situaciones de presión y controlarlas para que no se traduzcan en estrés. Por descontado estas no son las únicas frases válidas para conseguir este objetivo; sólo pretenden servir de ejemplo.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>