24 / 09 / 2021

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Adolescente que busca su lugar en el mundo

0 comentarios

Búsqueda en la adolescencia de un lugar en el mundo

 

Adolescente que busca su lugar en el mundo

¿Qué pasa si la manera en cómo percibimos un marrón es parte del marrón? A veces, para poder ver la realidad es preciso romper nuestra familiaridad con ella. En consecuencia, hay que buscar miradas amplias, diferentes e integradoras sobre las adolescencias y los adolescentes. Sobre tu adolescente. Acabarás pensando en ti, ya lo verás.

Sólo puede educar quien nos inspira confianza, aquel en el que nos reconocemos y nos acoge, aquel que entiende y comparte nuestras alegrías y pesares. Educar no consiste en lograr que otros hagan lo que nosotros queremos, sino en ayudarlos a pensar por sí mismos, a conocerse a sí mismo.

La realidad siempre es polimórfica, multidimensional, interdependiente. Así deberíamos entender las adolescencias y sus relaciones, en su multiplicidad y complejidad, pero también, o por ello, en su inmensa riqueza y potencial. Construyen sus identidades y se trata de potenciar sus cualidades, las que tenga, y acompañarlas. Nuestra mirada condiciona su respuesta. Adecuamos nuestra conducta a nuestra percepción, con consecuencias en nuestra realidad de las que muchas veces no somos conscientes. Es importante metapensar.

Educa a tu adolescente para que esté atento y sea crítico con la banalización del valor de las cosas importantes. Su privacidad, sus estudios, sus amigos, sus amores, su sexualidad, sus derechos y sus obligaciones, para tu adolescente no los banalice, no lo hagas tú. Por otro lado, no caigamos en el moralismo de “la buena educación”. El adolescente quiere descubrir y construir su identidad y lo hará. No aceptar normas y buscar emociones forma parte de la naturaleza adolescente. Acepta que hay cosas que están por encima de los padres. Relájate, y si ves que se complica la mala alimentación, el consumo de tóxicos o su enganche al móvil, comparte tus preocupaciones con la escuela, con el tutor y con el orientador. En educación, tanto hay que saber esperar como actuar.

Nuestro cerebro filtra permanentemente información para erradicar el azar.  Pretendemos eliminar lo imprevisible, lo contingente. Pero la vida es tensión de opuestos, contradicción y paradoja, vicio y virtud, desgracia y alegría; no se pueden eliminar las contingencias, la vida es eso, la espuma del caos. Pese a todo, buscamos y encontramos patrones y reglas de interacción que nos ayudan a entendernos mejor.

Las condiciones socioeconómicas que conforman nuestros estilos de vida determinan en gran medida salud y la esperanza de vida. No todo depende de nosotros, aunque así nos lo quieran hacer creer. Es falsa la idea del “si te lo propones llegarás donde quieras” o el “todo depende de ti”. Sin red, sin apoyo de la comunidad, del grupo, el ser humano pierde resiliencia, se debilita.

Las realidades personales se construyen con narraciones subjetivas. Son diálogos interiores con los que nos guiamos. Procuremos ser conscientes de ellos y amables con nosotros mismos. Una visión “glocal” que atienda a la relación entre la parte y el todo da perspectiva a nuestra mirada. Y en esa hiperconexión permanente en la que vivimos debemos procurar: que haya más preguntas que repuestas; que su ego no sea sordo; que busque su lugar en el mundo y también que deslinde la difusa línea que separa la verdad y la mentira.

El peor sesgo es el de observación, es el que más marrones provoca. Y el peor marrón sería el que no acabe encontrando un sentido a su vida, un propósito personal, encontrar un por qué. Seguro que tu adolescente lo encuentra… ¿y hasta es posible que le acaben gustando los garbanzos con espinacas! (1)

(1) Texto extraído de la ZONA ZEM de mi libro: Valverde Jimena, Javier (Larousse 2019) 40 marrones con hijos adolescentes y cómo afrontarlos con cariño. Un libro pensado para familias con adolescentes que buscan pautas educativas y de comportamiento con las que hacer frente a ese periodo de la vida en el que los hijos inician el tránsito hasta la vida adulta.

 

Para saber más

 

Despentes, Virginie (Melusina, 2009) Teoría King Kong. Manual feminista heterodoxo, como dice su traductora Beatriz Preciado, un libro “imprescindible y terapéutico.“

Garcés, Marina (Galaxia Guttemberg, 2015) Filosofía inacabada. La filosofía nació al aire libre y actualmente vuelve a las calles. Su arrinconamiento institucional, que la expulsa de escuelas y universidades, tiene como contrapartida una nueva vitalidad, un deseo colectivo de cuestionar radicalmente nuestros modos de vivir y de aprender de nuevo a pensar.

Ramsey, Deve (Grupo Nelson, 2008) La transformación total de su dinero: Un plan efectivo para alcanzar bienestar económico. El experto en finanzas Dave Ramsey ofrece un práctico e inspirador plan de acción para alcanzar una óptima situación económica en la vida. Ofrece convincentes e impactantes consejos para alcanzar nuestras metas. Un plan integral para salir de deudas y lograr estabilidad económica.

Tamaro, Susanna (Seix Barral, 1996) Donde el corazón te lleve.  Lo que no supimos decir nos dolerá eternamente y sólo el valor de un corazón abierto podrá liberarnos de esta congoja. Nuestros encuentros en la vida son un momento fugaz que debemos aprovechar con la verdad de la palabra y la sutileza de los sentimientos. Libro perfecto para reflexionar, para ver la vida desde otra perspectiva, imprescindible leerlo y todavía más releerlo; tómate tu tiempo y disfrútalo…

Valverde Jimena, Javier (Larousse, 2019) 40 marrones con hijos adolescentes y cómo afrontarlos con cariño. Un libro pensado para familias con adolescentes que buscan pautas educativas y de comportamiento con las que hacer frente a ese periodo de la vida en el que los hijos inician el tránsito hasta la vida adulta.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

  • No hay artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 2 = cero

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>