15 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Qué tipos de padres hay?

0 comentarios

Podríamos establecer una tipología de padres basada en el tipo de comunicación que establecen con sus hijos:

Los padres autoritarios: temen perder el control de la situación y utilizan órdenes, gritos o amenazas para obligar al niño a hacer algo. Tienen muy poco en cuenta las necesidades del niño y transmiten el mensaje de que los padres no están interesados en lo que el niño sienta o tenga que decir. Se erigen en la autoridad por la fuerza. El autoritarismo los mostrar características de los llamados “padres tóxicos”. A estos padres se les suele temer pero no respetar.

Los padres que hacen sentir culpa: interesados (consciente o inconscientemente) en que su hijo sepa que ellos son más listos y con más experiencia; estos padres utilizan el lenguaje en negativo, infravalorando las acciones o las actitudes de sus hijos. Comentarios del tipo “- No corras, que te caerás”, “- ¿Ves?, ya te lo decía yo, que esa torre del mecano era demasiado alta y se caería” o, “- Eres un desordenado incorregible”. Son frases aparentemente neutras que todos los padres usamos alguna vez. El problema es que sean tan habituales que desmerezcan los esfuerzos de aprendizaje de nuestro hijo y le conviertan en una persona dubitativa e insegura.

Los padres que quitan importancia a las cosas: es fácil caer en el hábito de restar importancia a los problemas de nuestros hijos sobre todo si realmente pensamos que sus problemas son poca cosa en comparación a los nuestros. Comentarios del tipo:

“- ¡Bah!, no te preocupes!, seguro que mañana volvéis a ser amigas!”

“- No será para tanto, seguro que apruebas, llevas preparándote toda la semana”

o la más cruel después de una caída: ” – ¡Bah!, eso no es nada!!”, son frases que pretenden tranquilizar inmediatamente a un niño o a un joven en medio de un conflicto. Pero el resultado es un rechazo, casi inmediato, hacia el adulto que se percibe como poco o nada receptivo a escuchar. Con este tipo de respuestas sólo lograremos alejar a nuestro hijo de nosotros y comunicarle que no nos interesan ni sus problemas ni sus sentimientos o que los consideramos de poca importancia, opinión de la que es fácil derivar “luego yo, tampoco les intereso”.

Los padres que dan conferencias: la palabra más usada por los padres en situaciones de “conferencia o de sermón” es: “deberías”. Son las típicas respuestas que pretenden enseñar al hijo en base a nuestra propia experiencia, desdeñando su caminar diario y sus caídas. “- Deberías estar contento, la fiesta de cumpleaños ha sido un éxito” o “- Deberías saber que tu profesor sólo quiere lo mejor para ti”. Así estamos dejando de escuchar y de interesarnos por lo que realmente el niño o el joven está sintiendo o pensando. Después de respuestas de este tipo, nuestro hijo dará media vuelta y probablemente pensará: “- Ya está otra vez diciéndome lo que tengo que hacer, ¡qué pelma!”.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 − = uno

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>