22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Qué puedo hacer si mis hijos se pelean?

0 comentarios

Las disputas entre hermanos son normales, inevitables y sanas. Se viven con mayor o menor intensidad y riesgo, dependiendo de la personalidad de cada uno de los miembros de la familia, de la edad de los hijos, de la historia y configuración familiar y del estilo de crianza.

La disputa permite, entre otros aspectos, que los hermanos aprendan a gestionar sus emociones, a negociar sus intereses, a compartir y a respetar normas y reglas. Podríamos decir que son ejercicios de socialización necesarios para el desarrollo y el crecimiento de la persona.

Las disputas y la hostilidad son más comunes entre los hermanos cuando los padres son dominantes. El estilo de crianza autoritario crea un ambiente familiar donde el “la dominación” es la principal herramienta para la resolución de conflictos.

Los padres somos modelos de conducta y debemos enseñar a medir el significado de las palabras y prohibir los insultos y/o las conductas agresivas; mostrando modelos de resolución de conductas asertivos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve − 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>