15 / 12 / 2018

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Mi hijo es un vago. Procrastinación

3 comentarios

La vagancia, la pereza o la procrastinación, es uno de los más fieros enemigos de los resultados escolares y, en los adultos y la empresa, un elemento destructivo de la productividad.

Consejos para reactivar voluntades:

1.- Despertar la curiosidad por algo útil y de interés. Localizar el “foco o centro de interés”.

2.- Proponerse metas cortas y fáciles de cumplir. Buscar la progresividad en la consecución de las metas.

3.- Aprender acompañado de alguien. Estudiar con otro. Ayudar en casa en tareas comunes.

4.- Comentar y poner ejemplos cercanos de las consecuencias de la vagancia y de lo contrario, la diligencia.

PROCRASTINACIÓN TERRASSA BARCELONA5.- Valorar y apreciar las conductas diligentes, reforzando e incrementando las mismas. Valorar lo que ganará al terminar esa tarea. No es algo que “tenga” que terminar, sino algo que “quiera” terminar por su importancia y porque va a ganar algo significativo con ello. Hacer pensar sobre lo que obtendrá una vez terminado; no en el “quitárselo de en medio”, sino en ” lo que va a conseguir ” completando esa tarea.

6.- Pensar en que retrasar una tarea va a ser peor. Retrasar las tareas es la peor decisión que se pueda tomar. Mañana, pasado, probablemente vaya a hacer lo mismo… y la bola irá creciendo. El retraso injustificado, sólo porque “ahora es un tostón ponerme con eso”, va a abrir un boquete en su productividad diaria. Este boquete es acumulativo. En los niños/as aparecen “las lagunas en el conocimiento” y en los adultos “la plancha por planchar o los documentos por archivar”.

PROCRASTINACIÓN TERRASSA BARCELONA 17.- Si es una tarea grande, se puede dividir en pequeñas partes. Visualizar lo conseguido es fundamental. Animar viendo pequeñas conquistas.

8.- Plantear un reto directo a su fortaleza y determinación.    “- ¿Es que esto va a ser más fuerte que tú?”.

Procura educar en tu hijo la siguiente máxima: “Lo que puedas hacer hoy, no lo dejes para mañana”.

Educa la perseverancia de tu hijo.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

  1. Son muy buenos consejos estos que das! y la verdad es que sirven tanto para niños como para personas de edad más avanzada que nos ean estudiantes: me refiero a que son consejos aplicables también al trabajo en el día a día de la empresa

  2. Gracias Luís. Respecto de las aplicaciones de estos principios en el ámbiro empresarial puedes consultar en http://www.conexionnatura.com

    Un saludo.

  3. En cuanto al punto número 1, despertar la curiosidad por algo útil y de interés, cuando se trata de hacer los deberes del Instituto, enuentro extremadamente difícil imaginar algo distinto a un aparato tecnológico que pueda despertar su curiosidad. Para el adolescente deberes es sinónimo de fastidio. Localizar el foco o centro de interés requiere de una dosis de imaginación bárbara, que creo nunca será suficiente para cambiar la creencia en los adolescentes de que cualquier cosa relacionada con deberes no tiene ningún interés.
    Alguien sabe dónde está el árbol de la motivación para que un adolescente encuentre interesante realizar los deberes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>