28 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Ponerse a comer: pautas para padres

0 comentarios

ENSEÑAR A COMER 4 TERRASSA BARCELONAAvisa al niño para que colabore en poner la mesa.

Al sentarse se debe poner la alarma del reloj en marcha. Un reloj con agujas donde indicarle al niño el tiempo de que dispone:

” – Desde aquí hasta aquí” (marcando el recorrido del minutero)

No se debe hacer referencia alguna a la comida. No amenazar con aquello de ” – El tiempo se acaba” o ” – Date prisa”. Se debe emplear este rato para hablar de cosas agradables que hayan ocurrido durante el día.

Es relativamente habitual que el niño diga: ” – Si me pones esto me lo como”, o ” – Claro, es que esto es lo que menos me gusta”. Simplemente le debes contestar que ése es el menú que él mismo ha elegido (si es que ha sido así) y, en todo caso, es el menú “que toca” y seguir comiendo con tranquilidad, sin atender a lo que haga el niño ante tu respuesta.

A medida que el resto de comensales vayan acabando el primer plato, debe servirse el segundo sin hacer refencia a lo que tarda el niño.

Cuando suene la alarma haENSEÑAR A COMER 2 TERRASSA BARCELONAy que levantarse de la mesa con tranquilidad y empezar a recoger sin atención a ruegos del tipo: ” – Te prometo que si me das dos minutos me lo acabaré todo”. La respuesta debe ser: ” – El tiempo de la comida ha terminado”. Es muy importante que tengan sensación de apetito para desear comer a su hora.

Cualquier pequeño logoro que se produzca en el tiempo disponible para comer (probar algo nuevo, ajustarse al tiempo) debe ser valorado por los padres como un avance más en un largo recorrido y estar contentos por ellos. Manifestar un exceso de alegría ante el pequeño avance de la conducta del niño no necesariamente ayuda. No hay que premiar por comer. Comer es un “premio” en sí mismo.

Hasta la siguiente comida, el niño sólo podrá tomar agua. No hay que dejar a su alcance alimentos apetecibles.

Cualquier aprendizaje que haga el niño en la adquisición del hábito repercutirá de forma positiva en el resto de su comportamiento.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>