21 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

La modificación de conductas

0 comentarios

La modificación de conductasLA MODIFICACIÓN DE CONDUCTAS 2 TERRASSA BARCELONA

Está claro que no hay dos niños iguales y, por tanto, las mejores técnicas para tratar los problemas de conducta serán aquellas que nos funcionen bien en cada caso o niño.

Las conductas inadecuadas pueden ser consecuencia de multitud de factores (internos, externos). Es habitual que se presente algunas de ellas dentro del ciclo evolutivo “normal”, pero hay que consultar al profesional cuando estas son de mayor frecuencia o magnitud de lo esperado por su edad o son perseverantes en el tiempo.

Un buen predictor de la poca incidencia de conductas inadecuadas en un niño es el haber establecido un buen vínculo afectivo con sus padres. Ello pasa por dedicar más tiempo juntos desde edades muy tempranas. El juego es un elemento esencial.

LA MODIFICACIÓN DE CONDUCTAS 3 TERRASSA BARCELONANo tan sólo es cuestión de estar más con el niño. Préstale mayor atención cuando efectúe las conductas adecuadas y exprésale tu satisfacción verbalmente. Igualmente, trata de no dársela cuando presente episodios de rabietas o exigencias de caprichos.

Es importante el estilo educativo de los padres. En concreto, ha demostrado su potencia el estilo que combina la existencia de un alto grado de vínculo afectivo con un nivel de control sobre hábitos y conductas adecuados. Se desaconsejan modelos totalmente autoritarios o que, contrariamente, no desempeñen ningún control sobre sus hijos. Hay niños con temperamentos “más difíciles” que otros y probablemente necesitarán estrategias de intervención a medida.

El crecer en entornos marginales o en colectivos de riesgo aumenta considerablemente el riesgo de presentar conductas disruptivas en la adolescencia. De todas formas, los modelos parentales, serán el factor determinante.

Existen programas de modificación de conducta que, según los casos, funcionan muy bien.

Igualmente los Contratos conductuales también son una herramienta habitual para la modificación de conductas.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 + = doce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>