24 / 08 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Epigenética y patrones de conducta

0 comentarios

EPIGENÉTICALa epigenética es una joven disciplina que se dedica a estudiar los cambios heredables que no dependen de la secuencia de bases del ADN. Y con ello trata de explicar cómo la vida, los hábitos y el ambiente van dejando huella en la herencia y determina, de esta manera, características diferentes de cada persona aunque la información genética sea la misma.

Los estudios de epigenética permiten mostrar que los hábitos del padre también dejan huella en el hijo.

Durante años el foco de la responsabilidad sobre la salud de los futuros hijos ha estado puesto sobre la madre, sobre las embarazadas. Y es cierto que la gestación es un momento muy sensible para el desarrollo de los bebés, pero ahora se sabe, gracia s los avances en epigenética, que lo que haya hecho el padre antes de concebir al hijo también importa porque deja huella en la salud de su futura descendencia.

“Estamos habituados a centrar la preocupación sobre las madres porque el ovocito es muy grande en comparación con el espermatozoide y durante mucho tiempo se pensó que si en los bebés había más herencia que el mero ADN sería materna, a través de los factores citoplasmáticos del ovocito, porque se creía que el espermatozoide sólo contenía el ADN; pero hoy está clarísimo (tanto por estudios en animales de experimentación como por el análisis del esperma humano) que en el espermatozoide, el genoma del padre está organizado por histonas y protaminas, lo que tiene el potencial de aportar información epigenética”, resume Rafael Oliva, especialista de epigenética y epigenómica del espermatozoide e investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps), del Hospital Clínic y de la Universitat de Barcelona (UB).

Admite que aún hay poca información en humanos sobre todo lo que se transmite por el esperma, pero apunta que en los dos últimos años se han acumulado evidencias en animales de que los estilos de vida de los varones (desde lo que comen hasta las experiencias que viven), provocan cambios medibles en sus espermatozoides y se transmiten a la siguiente generación y, a veces, incluso a la tercera.

Meritxell Jodar, investigadora de la UB (Universitat de Barcelona) y del Idibaps coincide con Oliva en que los estudios de epigenética y de ARN del espermatozoide están suponiendo “una revolución” porque muestran que el padre tiene una influencia mayor de la que se pensaba y los hábitos que tengan los varones desde niños o durante su adolescencia pueden acabar condicionando su futura descendencia. Jodar menciona un estudio en ratones que muestra que los varones sometidos a un trauma al nacer (son separados inmediatamente de la madre) presentan comportamientos depresivos y cambios en la población de microARNs (pequeñas moléculas de ácido ribonucleico que regulan la síntesis de las proteínas) presentes en los espermatozoides. Y, sorprendentemente, sus hijos, sin haber sufrido directamente ese trauma, mantienen lo mismos cambios de comportamiento.

Más allá de los experimentos con animales, también hay estudios en humanos que apuntan a esta influencia de la experiencia de los padre en la salud de sus futuros hijos.

Manuel Esteller, director del programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Inastituto de Ibvestigación Biomédica de Bellvitge, asegura que “sabemos que factores ambientales como la alimentación y la radiación son capaces de cambiar nuestros patrones epigenéticos, es decir, las modificaciones químicas que controlan nuestro genoma activando o inactivando nuestros genes; una cuestión distinta, y más controvertida, es si esos cambios epigenéticos pueden pasar a la siguiente generación; si afectan a las células somáticas (como las de la piel o el intestino) no se heredan, pero si afectan a células germinales, como los espermatozoides y los óvulos, sí que podrían teóricamente pasar a nuestros hijos”.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>