24 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Educar la asertividad

0 comentarios

Principios psico-pedagógicos para educar la asertividad:

1. Cuidar el lenguaje con el que nos dirigimos a los niños. Tengamos presente las autoinstrucciones y pensemos en la forma en que nos dirigimos a ellos.

La forma positiva y constructiva de dirigirnos puede ser esta: “- La próxima vez, hazlo mejor . Seguro que puedes !!”. El lenguaje positivo implica expresarse de forma afirmativa y fijarse en lo positivo. Mejora la autoestima.

La forma negativa y destructiva suele ser: “- No aprenderás nunca !! No debes hacer esto así!!”. El lenguaje negativo hace hincapié en lo erróneo, en los defectos… Deteriora la autoestima.

2. Expresar los que deseos con una o dos oraciones claras y fáciles de entender. Es mejor utilizar un lenguaje directo. Utilizar datos y/o evidencias que permitan objetivar las conductas y sus consecuencias. “- La leche fuera de la nevera se estropea. Mejor dejarla dentro”.

EDUCAR LA ASERTIVIDAD TERRASSA BARCELONA3. Transmitir seguridad y confianza en que el problema tiene solución. Los adultos tienen que ser los primeros en creérselo. Esto no significar minimizar el problema. Tiene especial importancia en casos como el de los niños que se sienten acosados por algún compañero de clase y no sabe cómo afrontar el problema (Bulling). Las consecuencias son que el niño está agobiado y angustiado, este estado emocional influye de manera negativa en su estado anímico y, por supuesto, en su rendimiento académico. En los casos de acoso se debe analizar por qué se produce este acoso y cuál debe ser la respuesta del niño y su entorno.

4. Es importante tener en cuenta es que no debemos esperar avances de forma inmediata. Al contrario, debemos considerar que hay que avanzar poco a poco, con seguridad, y que el niño perciba cada avance como un éxito. Esto incrementará su seguridad y autoestima.

5. Ensayar con el niño la situación problemática, imaginarse las situaciones problemáticas y peligrosas y afrontarlas. Es importante ofrecer al niño varias alternativas de conducta asertiva. Esto conlleva que el niño amplíe su capacidad de decisión. También es bueno ponerle ejemplos concretos de casos similares que el adulto conozca y, si puede ser, explicar cómo se superó la situación.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − = 0

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>