22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Comorbilidad del TDAH

0 comentarios

COMORBILIDAD EN EL TDAHLa mayoría de niños con TDAH presentará un trastorno añadido, alrededor del 32%, dos, y el 11% tres o más trastornos añadidos.

Alrededor del 19-26% presentará un trastorno de parendizaje, es decir, que su rendimiento en lectura, cálculo o expresión escrita es inferior al que se espera por edad, escolarización y nivel de inteligencia. Es frecuente identificar estas dificultades en niños predominantemente inatentos, ya que son éstos los que por falta de concentración, planificación y organización se encuentran con mayores impedimentos para seguir el curso escolar.

El 40-60% de los niños/adolescentes con TDAH -impulsivos/hiperactivos- presentará sintomatología propia del trastorno oposicionista o negativismo desafiante, que constituye, con gran diferencia, el que se presenta con mayor frecuencia. En estos casos es muy importante buscar ayuda, ya que podría derivar hacia un trastorno de mucho peor pronóstico: el trastorno disocial o trastorno de conducta.

El 20-40% de los niños/adolescentes con TDAH desarrollará un trastorno disocial. En general, los problemas más comunes de conducta que presentan son las mentiras, los robos, “hacer novillos” y, en menor grado, las agresiones físicas.

Aunque el TDAH no es un trastorno de origen emocional, es cierto que estos niños tienen dificultades en el manejo de sus emociones, básicamente de la rabia. Alrededor del 25% puede presentar sintomatología depresiva o ansiosa.

El Trastorno oposicionista desafiante y el Trastorno de la conducta están estrechamente relacionados entre sí discutiéndose en el ámbito académico si tienen o no sentido su distinción y la distinción con el TDAH (Cohen y Flory, 1998; Waldman y Liliewnfield, 1991; Hinshaw, 1994). En cualquier caso hay una característica clave que define la gravedad del cuadro clínico, el pronóstico y la evolución, y esa característica es la agresividad. La agresividad suele manifestarse pronto en los varones y no es infrecuente que se acompañe de oposicionismo desafiante, y es menos frecuente en las mujeres, que también tienen tasas más bajas de Trastornos del comportamiento (Loeber et al., 2000). Las chicas son menos agresivas físicamente, pero usan más las actitudes de desprecio e ignorancia hacia las víctimas excluyéndolas del grupo de amigos y difamándolas (Björkqvist et al., 1992; Crick and Grotpeter, 1995). Una agresividad más sutil pero no menos dolorosa.

La asociación de TDAH con Trastorno de la conducta empeora el pronóstico y es uno de los datos que de forma más clara permite distinguir dos grupos de niños hiperactivos: con y sin Trastorno de la conducta (Satterfield y Schell, 1997; Jensen et al., 1997). Cuando ambos trastornos se asocian el comienzo de los problemas de comportamiento es más precoz (Loeber et al., 1995).

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 2 = ocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>