22 / 10 / 2021

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

La depresión en un niño

0 comentarios

La depresión en un niñoupset boy against a wall

Con el fin de reconocer la depresión en los niños, es importante ser conscientes de los signos y síntomas que debes buscar.

Los niños no son tan elocuentes como los adultos en la expresión de sus emociones, es poco probable que vengan a nosotros y nos digan:” – Estoy deprimido”. De hecho, puede que ni siquiera se den cuenta de que algo no va bien. Los niños viven en un mundo controlado por los adultos y pueden fácilmente sentirse impotentes ante lo que les está sucediendo. Esto pone la responsabilidad sobre nosotros como adultos para buscar señales de problemas y ayudarlos superarlas.

Las señales de advertencia de la depresión en los niños podemos agruparlas en cuatro categorías diferentes: signos emocionales, cognitivos, físicos y conductuales. No todos los niños que están deprimidos presentan todos los síntomas.

Signos emocionales de la depresión en los niños

  • Tristeza. El niño puede sentirse abatido y desesperanzado. Pueden llorar fácilmente. Algunos niños pueden ocultar el llanto.
  • La pérdida de placer o interés. Un niño que siempre ha disfrutado de la práctica de deportes, por ejemplo, y de repente puede decidir dejarlo y no seguir en practicando la actividad deportiva. Pueden quejarse de sentirse “aburrido” o rechazar participar en alguna actividad con la que siempre ha disfrutado.
  • Ansiedad. El niño puede llegar a presentar ansiedad, tensión y pánico. La fuente de su ansiedad puede dar una pista sobre lo que está causando su depresión.
  • Agitación. El niño puede sentirse preocupado e irritable. Pueden obsesionarse o arremeter con ira, como resultado de la angustia que sienten.

Signos cognitivos de la depresión en los niños

  • Un estado de ánimo depresivo está sustentado por pensamientos negativos y contraproducentes. Estos procesos mentales sesgados pueden ayudar a perpetuar el problema porque hacen que al niño resistente a las palabras de aliento o consejo. El niño se muestra poco receptivo a la ayuda. Los signos a tener en cuenta son:
  • Dificultad para organizar pensamientos. Las personas con depresión a menudo tienen problemas para concentrarse o recordar. En los niños, este puede ser evidenciado por problemas en la escuela o la incapacidad para completar tareas.
  • Punto de vista negativo. La persona con depresión puede llegar a ser pesimista y presentar un autoconcepto muy deteriorado.
  • Inutilidad y culpa. Los niños deprimidos pueden obsesionarse con sus defectos y sus dificultades percibidas, se sienten tremendamente culpables, y se declaran sin valor.
  • Impotencia y la desesperanza. Los niños deprimidos a menudo creen que no hay nada que puedan hacer para aliviar sus sentimientos de depresión. En particular, un niño con distimia puede percibir que se trata de “sólo la forma en que él es” porque ésta es su única experiencia. El niño ha aprendido que no puede hacer nada para solucionar sus dificultades.
  • Sentimientos de aislamiento. El niño puede llegar a ser muy sensibles a los desaires de sus compañeros y tiende al aislamiento.
  • Pensamientos suicidas. Pensamientos de muerte no se limitan a los adultos. Los niños también pueden desear estar muertos y expresar estos pensamientos.

Signos físicos de la depresión en niños

La depresión no es sólo una enfermedad de la mente. También produce cambios físicos.

  • Cambios en el apetito o el peso. Muchas personas con depresión encuentran que su apetito disminuye o aumenta . Los niños que por lo general han tenido un buen apetito, de repente, pueden perder el interés en comer. Los niños también pueden responder de la manera opuesta.
  • Trastornos del sueño. Los niños con depresión pueden tener dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormidos una vez que lo hacen. Pueden despertar demasiado temprano o dormir demasiado. Pueden tener problemas para mantenerse despierto durante el día en la escuela.
  • Lentitud. Los niños con depresión a menudo hablan, reaccionan y caminan de forma lenta. Pueden ser menos activos y juguetones que de costumbre.
  • Agitación. Los niños deprimidos pueden mostrar signos de agitación por estar inquietos o no ser capaces de quedarse quietos.

Signos conductuales de la depresión en los niños

La evitación y la retirada. Los niños con depresión pueden evitar las actividades y responsabilidades cotidianas o placenteras. Pueden aislarse de sus amigos y familiares. El dormitorio puede convertirse en un lugar favorito para escapar y encontrar soledad.

Dependiente y exigente. El niño deprimido puede llegar a ser más dependiente de algunas relaciones y comportarse con un sentido exagerado de la inseguridad.

Actividades en exceso. Un niño deprimido puede parecer fuera de control en lo que respecta a ciertas actividades. Él o ella puede pasar largas horas jugando a un videojuego o comer en exceso.

Inquietud. La inquietud provocada por la depresión puede conducir a comportamientos que distorsionan las relaciones en la clase y en la familia, igualmente la inquietud puede provocar comportamientos imprudentes.

Autolesiones. Las personas deprimidas pueden lastimarse y presenta riesgos graves de suicidio. La autolesión es un ejemplo de este tipo de comportamiento .

MUY IMPORTANTE: Si sospechas que un niño presenta un cuadro depresivo busca ayuda profesional para la obtención de un diagnóstico e iniciar el tratamiento cuanto antes. No tratarlo puede dar lugar a cronificar el problema.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>