19 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cómo deben ser los castigos?

0 comentarios

CÓMO DEBEN SE R LOS CASTIGOS TERRASSA BARCELONASobre las reprimendas y castigos.

El castigo no debe sacralizarse como un medio más de extinción de conductas; pero recurrir a él supone el fracaso de otros medios educativos (refuerzos positivos, autoestima, empatía, diálogo interior…)

Considera los siguientes aspectos:

o     Que sean pocos: sin son muy continuos, y si se le grita por todo, al final pierden eficacia.

o     Que sean cortos: son más eficaces que los castigos largos, así que no hará falta que esté en “penitencia” durante semanas, porque lo importante (que sepa que por su mala actuación merece un castigo) ya lo habrá aprendido.

o     Que sean proporcionados: el castigo debe imponerse en función de la falta cometida. Por muy irritados que estemos en el momento de la “falta”, debemos intentar calmarnos e imponer un castigo a medida. No improvises.

o     Que sean educativos: los mejores castigos son los que favorecen el hábito contrario a la conducta “inadecuada”. Por ejemplo, si el niño ha dejado cosas desparramadas por la sala, un buen castigo sería recogerlos y además, ayudar a los más pequeños a recoger los suyos (para que sea más ordenado, de poco sirve dejarlo sin postre).

o     Comprendidos: para que el castigo eduque se les debe explicar por qué se queda sin ver la televisión, o por qué tiene que pedir perdón cuando molesta a alguien.

o     Inmediatos: resulta poco eficaz poner un castigo al día siguiente de una mala acción. A partir de los 9 ó 10 años puede ser conveniente que los niños piensen ellos mismos qué castigo merecen por su comportamiento inadecuado.

o     Avisados con antelación: es más eficaz que la primera vez se razone por qué esa conducta está mal y se advierta que la siguiente vez habrá un castigo. Ojo. Es la conducta lo que se castiga o censura, no la persona.

AVISO IMPORTANTE:

NUNCA LOS CASTIGOS PUEDEN ATENTAR

CONTRALOS DERECHOS Y LA DIGNIDAD DE LOS NIÑOS

 

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 + dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>