24 / 08 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Autoinstrucciones: secuencia instruccional

0 comentarios

AUTOINSTRUCCIONES 4 TERRASSA BARCELONA La secuencia autoinstruccional debe ser:

1er. Paso:  Ayuda a tu hijo a mirar y describir todo lo que ve en un contexto determinado.  Anímalo a que repita primero en voz alta, luego susurrando y por último en silencio, expresiones como:

“- Veo…”  tal cosa. Haz de modelo. Dílo tú primero en voz alta y que el repita: “Veo…” tal cosa.

2do. Paso:  Ayúdale a que concrete qué es lo que tiene que hacer. Anímelo a que repita primero en voz alta, luego susurrando y por último en silencio, expresiones como:

“- Tengo que…” tal cosa.  Sé su modelo.

3er. Paso:  Ayúdale a concretar ¿cómo, lo va a hacer?  Anímalo a que repita primero en voz alta, luego susurrando y por último en silencio, expresiones como:

“- Para hacerlo bien voy a tener en cuenta…” tal cosa. Sé su modelo.

4to. Paso: Ayúdale a evaluar los resultados.  Anímalo a que repita primero en voz alta, luego susurrando y por último en silencio, expresiones como:

“- Tengo que estar muy atento y ver cada una de las posibles respuestas.” , “- Voy comprobando las diferentes posibilidades de respuesta…”,  “- Creo que ésta es la solución.”

Digital Image by Sean Locke Digital Planet Design www.digitalplanetdesign.comA partir de aquí pueden suceder dos cosas:

a) Que lo haya hecho bien, con lo cual el diálogo interior debe ser del tipo:

“- Fantástico !!; lo he hecho bien!!”; “- Genial, soy un crack!!”.

b) Que lo haya hecho mal, con lo que el lenguaje interior debería ser del tipo:

“- ¿Qué ha pasado?  ¿Dónde está el error?  Aquí está el error !!  La próxima vez tendré más cuidado”.

En ambos casos, anímalo a que repita esas expresiones, primero en voz alta, luego susurrando y por último en silencio.

Esta es la secuencia instruccional. Como ya habrás comprendido, las frases que enseñemos a nuestros hijos pueden variar, pero la secuencia instruccional debe ser la indicada.

Será importante que hagas de modelo y aproveches otras circunstancias para que él/ella pueda trasladar esta secuencia a otros contextos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 8 = trece

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>