19 / 09 / 2021

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Trastorno del Aprendizaje No Verbal (TANV)

0 comentarios

TRASTORNO DEL APRENDIZAJE NO VERBAL 2

Trastorno del Aprendizaje No Verbal (TANV)

Es el menos conocido de los trastornos del aprendizaje y por lo tanto, muy probablemente, esté infradiagnosticado.

En términos generales, los niños con Trastorno del Aprendizaje No Verbal (TANV) presentan dificultades en tareas que requieren una buena coordinación de la motricidad fina y de la percepción y orientación espacial.

Estas dificultades repercuten en el grafismo, las actividades de construcción como los puzles, la orientación y la distribución de las tareas escolares en el papel, el aprendizaje de hábitos de autonomía (vestirse) y las actividades deportivas. En contraste con estas dificultades, frecuentemente estos niños destacan por sus habilidades relacionadas con el lenguaje. Son capaces de utilizar un vocabulario rico y ser muy buenos conversadores. Pese a esta habilidad para la comunicación oral, su torpeza en las actividades físicas y una cierta ingenuidad en la interacción con los niños de su edad les lleva, en muchos casos, a importantes problemas de relación y autoestima. En cambio, acostumbran a relacionarse muy bien con los adultos.

El TANV se conoce desde los años setenta y, a diferencia de otros trastornos del aprendizaje, no hay datos ni estudios epidemiológicos que nos permitan conocer su frecuencia. El desconocimiento de este trastorno, tanto en el ámbito psicológico como pedagógico, hace que muchos de estos niños estén sin diagnosticar, y por tanto, no reciben la ayuda educativa necesaria. La buena capacidad para el lenguaje de estos niños, sus conocimientos en algunos temas y, en la mayoría de los casos, su buen aprendizaje inicial de la lectura hacen que su torpeza sea considerada como una gandulería o como una falta de motivación. Igualmente, los problemas de autoestima, ansiedad y rechazo social son muy frecuentes. Estos niños son un blanco fácil para el abuso y acoso escolar, a causa de sus características de personalidad y habilidades sociales.

Como en cualquier otro enfoque de tratamiento, en un niño con dificultades del aprendizaje no verbal (TANV) se debe utilizar el refuerzo positivo. Las desaprobaciones repetidas no le ayudarán en su progreso e influirán negativamente en su autoestima. Es muy importante evitar, la descalificación en presencia de otros.

Se debe evitar utilizar los términos ambiguos, frases en sentido metafórico, preguntas abiertas, ironías o sarcasmos, ya que el niño con TANV tiene dificultades para comprenderlos.

Es importante potenciar las habilidades verbales para intentar compensar sus carencias. Tenemos que ofrecerle, siempre que sea posible, un refuerzo verbal en la información que queremos transmitirle para compensar las dificultades de comprensión intuitiva y visual.

La lentitud para trabajar que presentan estos niños nos debe hacer anticipar, programar y estructurar muy bien las tareas, teniendo en cuenta que le debe quedar tiempo para las actividades lúdicas que él elija.

Se deberá intervenir específicamente en: el área de relación social, la orientación espacial, la coordinación motora y en los aspectos emocionales así como en la escritura, la comprensión lectora, la plástica, la música y la educación física.

Como en otros trastornos la implicación de la familia resultará decisiva.

¿Cuáles son las causas del TANV?

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− tres = 6

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>