18 / 10 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El Doble Vínculo

0 comentarios

TEORÍA DEL DOBLE VÍNCULO BATESON TERRASSA BARCELONALa Teoría del Doble Vínculo fue desarrollada por el equipo de investigación de Gregory Bateson, en Palo Alto, California (1956) para demostrar la influencia de la comunicación humana en las denominadas patología severas; esquizofrenia, psicosis, adicciones, anorexia nerviosa, y bulimia, entre otras.

Un doble vínculo es una situación comunicativa causante de sufrimiento e incluso patología debido a que se haga lo que se haga uno siempre se equivoca. Un ejemplo de esta situación puede ser la de un niño que trata de relacionarse con una madre en dificultades afectivas. Cuando el hijo se acerca ella se siente amenazada y lo rechaza, entonces el hijo se aleja y ella piensa que es una mala madre por lo que de alguna forma lo recrimina para que vuelva a acercarse. Entonces ella lo rechaza de nuevo. En situaciones como esta la comunicación es de doble vínculo, ya que contiene dos mensajes contrapuestos que generan una paradoja irresoluble.

Para que se produzca este fenómeno han de darse las siguientes circunstancias:

  • La persona se encuentra en una relación intensa que posee un gran valor para la supervivencia, como por ejemplo un niño en su familia, un trabajador en una empresa o alguien inscrito en un grupo de pertenencia (matrimonio, secta, credo.
  • La situación es inescapable.
  • La comunicación se contradice a dos niveles, por ejemplo a un nivel verbal  te reclamo y a otro corporal te rechazo.
  • Está prohibido meta-comunicarse, es decir, observar desde afuera lo que sucede y definir la relación.
  • El doble vínculo se produce en sistemas que carecen de meta-reglas para modificar sus propias reglas, por lo que la posibilidad de cambio difícilmente viene desde dentro de ese sistema, lo que produce un patrón comunicacional circular y repetitivo.

Un ejemplo de doble vínculo, sería una situación familiar en la cual un niño es mofado por ser tímido hasta el punto en que el niño grita de frustración, entonces es reprendido por arrebato. Así el niño aprende dos mensajes contradictorios: debo expresarme para ser aceptado y no debo expresarme para ser aceptado.

Fuente: Colegio de Psicólogos de Madrid.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− tres = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>