19 / 09 / 2021

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

0 comentarios

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Según Salovey y Mayer (1990), la inteligencia emocional consiste en la habilidad para manejar los sentimientos y las emociones. Para poder acompañar a nuestros hijos a que puedan aceptarse a sí mismos y a los otros, (autoconfianza y alteridad), a que sepan gestionar sus emociones de forma adaptativa y enriquecedora (asertividad y resiliencia)

Las características de la llamada inteligencia emocional son:

– Capacidad de motivarnos a nosotros mismos.

– De perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones.

– De controlar los impulsos.

– De diferir las gratificaciones.

– De regular nuestro propio estado de ánimo.

– De evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.

El grado de dominio que alcance una persona sobre estas habilidades resulta decisivo para determinar el motivo por el cual ciertos individuos prosperan en la vida mientras que otros, con un nivel intelectual similar, acaban en un callejón sin salida.

Las emociones son las expresiones exteriores de los sentimientos acumulados y formados en las áreas de la imaginación y la visualización. Para la psicología cognitiva, son el resultado de las valoraciones que realizamos. El pensamiento precede a la emoción.

Debemos educar:

La percepción emocional. La emociones son percibidas, identificadas, valoradas y expresadas. Este bloque o eje, se refiere a las emociones en uno mismo y en los otros, expresadas a través de la conducta, obras de arte, música, etc. Incluye la capacidad para expresar las emociones adecuadamente así como la capacidad para discriminar entre expresiones precisas e imprecisas, honestas o deshonestas.

La facilitación emocional del pensamiento. Las emociones sentidas se hacen conscientes y dirigen la atención hacia la información importante. El estado de humor cambia la perspectiva del individuo, desde el optimismo al pesimismo, favoreciendo la consideración de múltiples puntos de vista. Los estados emocionales facilitan el afrontamiento. Por ejemplo, el bienestar facilita la creatividad, pero también la insatisfacción la propicia.

La comprensión emocional. Consiste en comprender y analizar las emociones. Incluye la capacidad de dar nombre a las emociones, reconocer las relaciones entre estas y las palabras. Por ejemplo, la “tristeza” se debe a la “pérdida”. También incluye la habilidad para reconocer las transiciones entre las emociones, por ejemplo, cómo se pasa de la frustración a la ira, o del amor al odio. La alexitimia sería un alteración de este componente de las emociones.

La regulación emocional. Control de las emociones que incluye la habilidad para distanciarse de una emoción, la habilidad para regular las emociones en uno mismo y en otros, la capacidad para mitigar emociones negativas (tolerancia a la frustración, aplazamiento de la recompensa,…) y potenciar las positivas (gestión asertiva de conflictos, las conductas autotélicas … ) sin reprimir o exagerar la información que transmiten (asertividad), etc.

 

¿Qué es la Inteligencia Emocional? ATENCIÓN A DOMICILIO para ayudar a madres y padres

 

 

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>