24 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Qué es el Trastorno de la Vinculación?

0 comentarios

Criterios para el diagnóstico:

A. Relaciones sociales, en la mayor parte de los contextos, sumamente alteradas e inadecuadas para el nivel de desarrollo del sujeto, iniciándose antes de los 5 años de edad.

a.1. Incapacidad persistente para iniciar la mayor parte de las interacciones sociales o responder a ellas de un modo apropiado al nivel de desarrollo, manifestada por respuestas excesivamente inhibidas, hipervigilantes, o sumamente ambivalentes y contradictorias (el niño puede responder a sus cuidadores con una mezcla de acercamiento, evitación y resistencia a ser consolado, o puede manifestar una vigilancia fría).

a.2. Vínculos difusos manifestados por una sociabilidad indiscriminada con acusada incapacidad para manifestar vínculos selectivos apropiados (excesiva familiaridad con extraños o falta de selectividad en la elección de figuras de vinculación).

B. El trastorno del Criterio A no se explica exclusivamente por un retraso del desarrollo (como en el retraso mental) y no cumple criterios de trastorno generalizado del desarrollo.

C. La crianza patógena se manifiesta al menos por una de las siguientes características:

c.1. Desestimación permanente de las necesidades emocionales básicas del niño relacionadas con el bienestar, la estimulación y el afecto.

c.2. Desestimación persistente de las necesidades físicas básicas del niño.

c.3. Cambios repetidos de cuidadores primarios, lo que impide la formación de vínculos estables (cambios frecuentes en los responsables de la crianza).

D. Se supone que el tipo de crianza descrita en el Criterio C es responsable del comportamiento alterado descrito en el criterio A (las alteraciones del criterio A empezaron tras la instauración de los cuidados patogénicos que aparecen en el Criterio C).

En la forma desinhibida de trastorno de vinculación reactiva , el niño carece de inhibiciones sociales convencionales. El niño puede acercarse a extraños, ser muy franco y abierto con las personas que no conoce bien, y muestra otras formas de sociabilidad indiscriminada. Los niños con la forma inhibida, por el contrario, se retiran, evitan situaciones sociales y prefieren estar solos.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>