22 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Qué determina la conducta prosocial?

0 comentarios

En la conducta prosocial intervienen procesos cognitivos (pensamientos, recuerdos…) y procesos afectivos que se retroalimentan.

También intervienen variables como la experiencia, las expectativas, las recompensas, los factores situacionales y los factores disposicionales. El estado de ánimo determina igualmente los procesos cognitivos que influyen en las conductas sociales o antisociales.

La motivación parece un claro determinante de la conducta prosocial. Los motivos por los que una persona realiza un tipo de comportamiento no son fáciles de averiguar, incluso para la propia persona:

…Es muy posible que la persona no sepa el grado en el que sus intenciones son altruistas…Muchas veces sólo las consecuencias o resultados del procesamiento de la información se hacen conscientes, no el proceso en si mismo…Las personas no siempre son conscientes de por qué se comportan, cómo lo hacen…Actúan o no actúan. Las razones conscientes, verbales, llegan más tarde.

Agustín Moñivas Lázaro, identifica los siguientes factores, desde la perspectiva de la intervención y asistencia en situaciones de emergencia y necesidad:

– El reconocimiento de la existencia de una emergencia.

– El número de personas presente. (Efecto del espectador: difusión de la responsabilidad).

– Quién es la víctima (la víctima parece necesitar y merecer ayuda).

– Los peligros potenciales que encierra la acción.

– Los modelos y normas sociales.

– Nuestra experiencia previa (haber ayudado en situaciones similares).

– Acabar de observar que otra persona ayuda.

– Tener o no prisa.

– La víctima parece necesitar y merecer ayuda.

– La víctima en cierto modo se nos parece.

– Estar en una gran urbe o en una pequeña ciudad o medio rural.

– Sentirse culpable.

– Los estados de ánimo.

También el grado de empatía se postula como determinante y se concibe como clave en el proceso de toma de decisiones, sea consciente o inconsciente, que puede dirigirnos hacia comportarnos de manera prosocial o no.

La empatía es una respuesta afectiva de comprensión sobre el estado emocional de otros, que induce a sentir el estado en el que se encuentra el otro.

Existe apoyo empírico que respalda ampliamente la hipótesis teórica que relaciona la empatía con la conducta prosocial.

Esto parece sugerir que desarrollando la empatía aumentarán la conducta de ayuda y disminuirán los comportamientos antisociales como la agresividad.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro + = 11

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>