22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Problemas en la alimentación en el 1er mes

0 comentarios

PROBLEMAS DE LA ALIMENTACIÓN DURANTE EL PRIMER MESSi tu hijo tiene algún problema alimentario, probablemente empezará a perder peso. Hay varias señales que te pueden ayudar a detectar estos problemas.

Si le das el pecho, una de las posibles señales de alarma es que tus pechos todavía no estén llenos de leche al cabo de una semana. Si no producen leche al iniciar cada nueva toma, es posible que el bebé no los esté estimulando suficientemente al succionar. Estas señales también pueden indicar la existencia de un problema médico. En el caso de que persistan, deberías acudir al pediatra.

Señales de que el bebé está comiendo demasiado:

  • Si se le da el biberón, el bebé toma más de 170 cc por toma.
  • Después de las tomas, el bebé vomita lo que ha ingerido.
  • Las heces son blancas y acuosas y hace más de ocho deposiciones al día.

Señales de que el bebé no está comiendo lo suficiente:

  • Si se le da el pecho, el bebé deja de succionar antes de los diez minutos.
  • Moja menos de cuatro pañales diarios.
  • Su piel continua estando arrugada después de la primera semana.
  • Al cabo de tres semanas todavía no se le ha puesto la cara redonda.
  • Al poco rato de finalizar la toma busca algo para succionar.
  • Se pone cada vez más amarillo a partir de la primera semana.

Alergias y problemas digestivos:

  • Después de la toma, el bebé vomita casi todo lo que ha ingerido.
  • Las heces son blancas y acuosas, y hace más de ocho deposiciones al día.
  • Si le das el pecho, se pone cada vez más amarillo, en lugar de menos, a partir de la primera semana.

La mayoría de los bebés de esta edad regurgitan de vez en cuando después de comer. Esto se debe a que la válvula muscular que hay entre el esófago y el estómago todavía no han madurado lo suficiente. En lugar de cerrarse por completo, queda lo suficientemente abierta como para que el contenido del estómago suba, pase por el esófago y salga por la boca. Se trata de algo normal.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 + = trece

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>