21 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Mi hijo vive en tensión ¿qué puedo hacer?

0 comentarios

Los adultos somos los responsables de tensionar a los niños.

Me encuentro con muchos casos de estructuras familiares en las que los hijos viven en dos o más territorios. En casa de mamá unos días y en casa de papá otros (en algunos casos, también en casa de los respectivos abuelos).

Niños que se enfrentan diariamente a tensiones emocionales en su entorno familiar. Mamá le dice una cosa y papá otra. Mamá valora unos alimentos y papá otros. ” – En casa de papá tenemos otro horario y en la de mamá otro diferente”. ” – Mamá me deja hacerlo y papá no”.

En estos niños es frecuente encontrar problemas de atención y aprendizaje. Las tensiones provocadas por el conflicto (abierto o latente) en la familia, llegan al niño en forma de falta de sueño, dificultades de atención, problemas de rendimiento escolar, trastornos del ánimo, culpabilidad, problemas de alimentación, de autoestima….

Los padres deben aprender a priorizar y unificar normas y límites respecto a las exigencias que deben tener con los hijos. Los hijos deben ver en los padres personas con vidas diferentes pero con criterios comunes respecto de lo que se les exige a ellos. Que los hijos vivan en dos territorios no debe provocar mayores problemas que los relacionados con la logística.

Deben ser los padres y los tutores escolares los que determinen la intervención psicopedagógica adecuada en cada caso.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 1 = siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>