15 / 12 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Luchar contra la fatiga en el estudio

0 comentarios

LUCHAR CONTRA LA FATIGADebes estar especialmente prevenido contra la fatiga psíquica, que aminora alarmantemente tu rendimiento en el estudio y hace que te sientas irritable, bajo de humor, que encuentres difícil concéntrate y que baje alarmantemente tu capacidad de retención memorística. Esta fatiga psíquica te puede llevar a conductas de procrastinación.

Varios factores del mundo moderno contribuyen a la aparición de esta fatiga:

1. La ansiedad que produce la sobrecarga de la memoria ante el volumen de conocimientos que se han de memorizar en pocos días.

2. La no planificación de las horas dedicadas a preparar los exámenes y a repasar. Si no dejaste tiempo para estudiar y repasar varias veces (combatiendo así la temible Ley del olvido) y lo dejaste todo para el final, tu nivel de ansiedad será muy elevado.

3. La disminución excesiva del tiempo dedicado al esparcimiento personal y al sueño para dedicarlo al estudio. El trabajo intelectual prolongado, sin descansos planificados y adecuados, da lugar al estrés.

4. La excesiva valoración, a veces, del rendimiento académico por parte de tus padres, compañeros y por ti mismo, que puede dar lugar a que tu fracaso académico lo valores como un fracaso total de la personalidad.

5. La gran cantidad de información a que nos vemos sometidos diariamente (a través de la TV, la radio, la prensa, etc.), que dificulta la tareas de atención, concentración y memorización.

6. El estrés creado por la acumulación de actividades opcionales, que los padres han elegido para sus hijos creyendo favorecer su futuro: clases de guitarra, idiomas, judo, informática, etc.

7. La falta de base y dificultad de acoplamiento, cuando se ha sufrido un cambio de nivel en 1ro. de la ESO, 1ro. de Bachillerato y 1ro. de carrera.

8. El desconocimiento de las técnicas adecuadas de estudio, que trae como consecuencias: el incremento de las horas dedicadas al estudio y el bajo rendimiento en el mismo.

Esta sobrecarga mental, lejos de disminuir, se acumula día tras día y su desaparición total es difícil, si no se atacan las causas que la produjeron.

Si dedicas un tiempo prudencial al ejercicio físico, duermes lo suficiente y descansas, tienes la alimentación adecuada para tu edad y tipo de vida, planificas tus horas de dedicación al estudio y aplicas las técnicas de estudio adecuadas, mantendrás el sano equilibrio psicofísico que tanto necesitas para concentrarte y estudiar eficazmente.

Fuente: Técnicas de estudio para Secundaria y Universidad. Miguel Salas Parrilla. Alianza editorial 2014

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 7 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>