21 / 10 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

La amistad en la adolescencia

0 comentarios

AMISTAD Y ADOLESCENCIA TERRASSA BARCELONALa adolescencia es la etapa de la vida que más nos marca como personas. Las conductas y lo valores que en ella encontremos fijan el desarrollo posterior del joven y del adulto. La identidad personal (la imagen que los demás nos devuleven sobre nosotros mismos) se conforma también, en gran parte, en este periodo.

El valor que alcanza la amistad, la superación personal, la sinceridad y el ofrecimiento de ayuda abnegada al “amigo/a” durante la adolescencia es conocido y se ha tratado en multitud de estudios, novelas y películas.

Transcribo aquí un texto que, con permiso de su autora (Marina V. S. de 14 años), ilustra muy bien ese sentimiento de ayuda sincera que el adolescente ofrece a sus amigos y, a través del cual, el adolescente crece y madura como persona. Marina escribe a un amigo que “pasa por un bache”; la naturalidad y la espontaneidad del texto son, a mi juicio, enternecedoras y denotan una gran empatía.

“Arqueólogo, paleontólogo, ingeniero…trabajos para gente realmente lista y con notas impecables. Algo así parece dificil ¿verdad?. Esos oficios son pura inteligencia, lo mires por donde lo mires. Pero siempre hay baches que intentan que nos caigamos y que no nos levantemos nunca más. Pues todos esos baches hay que coger y enviarlos a la mierda. Hay que saltarlos por encima y si nos caemos volvernos a levantar. A tí te cuesta mucho concentrate, es normal, ese es tu bache, le pasa a muchísima gente y es algo que con fuerzas puedes superar. Sólo necesitas creer que puedes hacerlo. Muchas veces para creer necesitamos a alguien que nos anime, que nos ayude a levantarnos, proque no hay que avergonzarse por pedir ayuda. Todos hemos pasado por malas rachas donde nos hemos undido hasta el fondo sin saber cómo nadar hacia arriba, ahogándonos y creiendo que no podíamos hacer nada, totalmente impotentes. Pero tienes que buscar algo o alguien que va a hacer de guardacostas, que se va a tirar al agua y te va a sacar porque se puede. Todos sabemos nadar pero no todos creemos poder hacerlo o no todos nadamos al mismo lado. Así que sólo tienes que buscar esa cosa o esa persona que te va a hacer nadar muchísimo hasta que puedas respirar aire puro, de orgullo hacia tí mismo“.

Gracias Marina; tu texto, además de hacernos reflexionar sobre el gran valor de la amistad,  nos hace pensar en otros muchos aspectos importante en el desarrollo y crecimiento de las personas,  la autoestima,  la resiliencia…

“… y si nos caemos, volvernos a levantar“. Un buen aprendizaje. Felicidades !!

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = siete

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>