22 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

La alimentación durante el primer mes

0 comentarios

ALIMENTACIÓN DURANTE EL PRIMER MES

Para tener criterios claros sobre la alimentación durante el primer mes, es importante conocer los hitos madurativos que se dan en estas cuatro primeras semanas:

La leche, sea materna o artificial, debería ser la principal fuente de nutrición de tu hijo durante los primeros doce meses. Pero, aunque no debes preocuparte demasiado por los componentes de la dieta de tu hijo, necesitarás establecer una pauta de alimentación regular y asegurarte de que tu hijo está consumiendo suficientes calorías para crecer con normalidad.

Establecer una pauta de alimentación no significa fijar un horario rígido y empeñate en que tu hijo consuma una cantidad prefijada de leche cada toma. Es mucho más importante aprender a escuchar las señales de tu hijo e intentar satisfacer sus necesidades. Si se alimenta con leche artificial, probablemente llorará si, al final de la toma, sigue teniendo hambre. Sin embargo, si ya ha tenido suficiente, dejará de succionar y es posible que se quede dormido. Los bebés que maman del pecho se comportan de una forma un poco distinta en el sentido de que no siempre que tienen hambre lloran. La única forma de saber si están comiendo lo suficiente es controlando si van ganando peso. Además se les debe dar el pecho por lo menos cada tres o cuatro horas y no se debe permitir que se salten tomas por el hecho de estar dormidos hasta que tengan cuatro semanas.

Al principio de la segunda semana de vida y, de nuevo, entre la tercera y la sexta semana, tu hijo experimentará sendos “estirones”, durante los cuales es posible que esté más hambriento de lo habitual. Aunque no percibas un crecimiento visible , durante estos “estirones” el cuerpo de tu hijo experimentará cambios importantes y necesitará un aporte extra de calorías. Espacia un poco menos las tomas.

Si tu hijo tiene un problema alimentario, probablemente empezará a perder peso. Hay varias señales que te pueden ayudar a detectar estos problemas.

Si le das el pecho, una de las posibles señales de alarma es que tus pechos todavía no estén llenos de leche al cabo de una semana. Si no producen leche al iniciar una nueva toma, es posible que el bebé no los esté estimulando suficientemente al succionar. Hay varias señales que pueden indicar la existencia de un probelma médico. En el caso de que persistan, deberías acudir al pediatra.

La alimentación durante el 2do. y 3er mes de vida.

Fuente: El cuidado y la educación del niño hasta los 5 años. Academia Americana de Pediatría. S. P. Shelov y otros. Ed. Medici

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


uno + 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>