20 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

La alimentación de los dos a los tres años

0 comentarios

ALIMENTACIÓN DE LOS DOS A LOS TRES AÑOS 1De los dos a los tres años

Con dos años, tu hijo debería hacer tres comidas al día y picar entre comidas una o dos veces al día. A esta edad los niños ya pueden comer lo mismo que los demás miembros de la familia.

Afortunadamente, ahora tu hijo come de una forma relativamente “civilizada”. A los dos años sabía utilizar la cuchara, beber cogiendo el vaso con una mano y picar cosas que se pueden comer con las manos. Con tres años, aparte de esto, debería saber utilizar el tenedor y comer solo. Derramando un poco de comida entre el plato y la boca sólo de vez en cuando. De todos modos, aunque tu hijo pueda comer correctamente, todavía está aprendiendo a masticar y a tragar eficazmente, y es posible que engulla literalmente la comida cuando se muera de ganas por salir a jugar. Por este motivo, el riesgo de atragantamiento es alto. De ahí que debas evitar aquellos alimentos que, en el caso de que tu hijo se los tragara enteros, podrían bloquearle las vías respiratorias: salchichas (a menos que estén troceadas longitudinal y después transversalmente), frutos secos (sobre todos cacahuetes), caramelos redondos y duros, uvas enteras, cucharadas de paté, margarina o alguna sustancia de consistencia similar, zanahorias enteras crudas, cerezas enteras con hueso o tallos de apio crudos sin cortar.

Tu hijo debería comer alimentos de cada uno de estos cuatro grupos:

1. Carne, pescado y huevos.

2. Leche, queso y otros derivados lácteos.

3. Frutas y verduras.

4. Cereales, patatas, arroz y productos elaborados con harina.

De todos modos, no te preocupes si la dieta de tu hijo no se ajusta completamente a este ideal. Muchos niños a esta edad se niegan a comer algunos alimentos, o insisten en comer sólo uno o dos de sus alimentos preferidos durante largos periodos de tiempo. Cuanto más te enfrentes con tu hijo por sus preferencias alimentarias, más se te opondrá. Si le ofreces una variedad de alimentos y dejas la elección en sus manos, acabará consumiendo de forma natural una dieta equilibrada. Es posible que le apetezcan más los alimentos saludables si puede comérselos él solo. Por lo tanto, intenta ofrecerle alimentos que se pueden comer con las manos (como fruta o verdura cruda).

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro × = 32

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>