24 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Enseñar a mi hijo a administrar el dinero

0 comentarios

10 consejos para enseñar a los hijos a administrar el dinero

1. A través de los juegos de mesa, como el clásico “Monopoly” o  similares.

2. Explicando a tus hijos la diferencia entre el valor y el precio, entre la necesidad y el gasto. Entre el deseo y la necesidad. “Es de necios confundir valor y precio”.

3. Enseñándole que todo se puede conseguir con esfuerzo. Hacer la cama, guardar la ropa, los juguetes, hacer las tareas escolares, etc., es una obligación. Pero si tu hijo hace alguna tarea extra, como bajar la basura, pasar la aspiradora en el interior del coche, ayudar a guardar las compras del supermercado, o tender la ropa, sería una buena oportunidad para que le ofreciera una pequeña cantidad de dinero por cada “trabajo”. Así también apreciará el valor del dinero.

4. Enseña a tu hijo a ahorrar. Regálale, si no la tiene ya, una hucha para que él pueda ahorrar para irse al cine con sus amiguitos, para comprarse un helado, o un libro, un juguete o unas zapatillas muy deseadas.

5. Es importante que tanto los padres como los tíos y abuelos se pongan de acuerdo en cuánto dinero darle al niño.

6. Da ejemplos a tu hijo. Edúcate a ti mismo en los gastos. Recuerda que en esto también eres su modelo a imitar y también un “cliente objetivo” de la mercadotecnia.

7. Enseña a tu hijo que vale la pena no gastar en cosas innecesarias. Mejor reducir gastos para conseguir adquirir lo que realmente se necesita.

8. No te olvides de premiar a tu hijo cuando él consiga ahorrar. Los ánimos potenciarán su esfuerzo.

9. Una manera sumamente útil de generar un espacio de intercambio sobre el dinero con toda la familia es elaborando una especie de “declaración de principios” en la cual se definan los valores y prioridades, cuando de dinero se trata. Los hijos pueden participar activamente respondiendo a preguntas como “- ¿Qué crees que es lo más importante para la familia?”, “- ¿Cuáles creen que deberían ser nuestros objetivos?” o “- ¿Qué es lo que cada uno de nosotros puede hacer para conseguir el dinero necesario para cumplir dichos objetivos?”.

10. Y una última cosilla. Si, en algún momento, por necesidades de urgencias, debes recurrir a su hucha para coger algunas monedas; no te olvides de decírselo y reponer, a la mayor brevedad, el “préstamo”.  Así, verá que ahorrar dinero va bien para los momentos en que se necesita (por una urgencia) y también podrá comprobar que se repone (por honestidad) y se respeta y reconoce su esfuerzo por el ahorro.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− siete = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>