22 / 07 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El Trastorno de Pánico en la infancia

0 comentarios

TRASTORNO DEL PÁNICO EN LA INFANCIA 1Aunque el Trastorno de Pánico es más frecuente en adolescentes y adultos que en los niños; es un trastorno importante a tener en cuenta, ya que no diagnosticado y no tratado, puede tener un impacto devastador en la vida de un niño y puede interferir con el desarrollo normal, en el trabajo escolar y en las relaciones sociales.

La renuencia a ir a la escuela o participar en otras actividades apropiadas para su edad puede ser consecuencia de la presencia de un Trastorno de Pánico.

La depresión comórbida no es infrecuente, y, en casos graves, los niños y adolescentes puede tener ideación suicida.

Los adolescentes con Trastorno de Pánico pueden llegar a automedicarse, lo que le abre las puertas al abuso de sustancias peligrosas.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), un ataque de pánico es un episodio discreto durante el cual una persona experimenta miedo o malestar intensos. El paciente también debe tener al menos 4 de los siguientes síntomas:

Ritmo cardíaco acelerado.
Transpiración.
Temblor.
Dificultad para respirar.
Sensación de ahogo.
Dolor de pecho.
Náuseas o dolores abdominales.
Mareo.
Sensación de irrealidad.
El miedo a perder el control.
El miedo a la muerte.
El entumecimiento u hormigueo.
Escalofríos o sofocos.

Tipos de trastorno de pánico

Se reconocen dos tipos y se distinguen en función de si está presente o no la agorafobia. La característica esencial de la agorafobia es la ansiedad de estar en una situación en la que sería difícil escapar o encontrar ayuda disponible si ocurre un ataque de pánico. Los pacientes con agorafobia a menudo tratan de evitar una serie de situaciones y actividades; por ejemplo, los niños pueden ser reacios a ir a la escuela o ser separados de sus padres. En los casos graves, el niño o adolescente puede sentir miedo a salir de casa o a estar en casa solo. La negativa a abandonar el hogar o el dormitorio es el resultado más grave de la agorafobia.

Los síntomas somáticos de Trastorno de Pánico pueden conducir a exámenes excesivos cuando se retrasa una adecuada evaluación profesional de la salud mental.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

  • No hay artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 + siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>