18 / 10 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El TOC en la infancia

0 comentarios

Hand WashingLa característica esencial del TOC es la presencia de obsesiones y compulsiones lo suficientemente frecuentes como para que supongan un deterioro de las actividades diarias o un malestar clínico significativo, afectando al rendimiento laboral /académico y a actividades o relaciones sociales.

Los síntomas más comunes:

  • Obsesiones de contaminación y evitación de objetos “contaminados”.
  • Conductas de comprobación repetitivas.
  • Dudas obsesivas, demandando continuas explicaciones.

Por lo general, estas conductas repetitivas siguen ciertas reglas o son muy estereotipadas.

Normalmente cuando aparecen estas obsesiones los niños las enfrentan ignorándolas, intentando eliminarlas o neutralizarlas mediante otras ideas o actividades (compulsiones) en forma de rituales que reducen la ansiedad producida por los pensamientos obsesivos. Si algo interfiere o bloquea el comportamiento compulsivo se intensifica la ansiedad o el miedo. La compulsión es una respuesta a la obsesión (ansiedad).

Los estudios realizados por T. Chansky (Freeing Your Child from Obsessive-Compulsive Disorder EE.UU: 2010) presentan al TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) como un “problema técnico”, en la que el cerebro envía mensajes falsos como por ejemplo “tengo las manos sucias” o “debo volver a comprobar…”   y la persona afectada debe realizar rituales para “apagar la voz” . El TOC lleva al sujeto a  un círculo vicioso,  la voz no se apaga y se vuelve más fuerte y más insistente, retroalimentando la conducta obsesiva y compulsiva.

La comorbilidad más frecuente del TOC se da con los Trastornos Generalizados de Ansiedad y Trastornos del Pánico. También suelen ir asociados a este trastorno la depresión, el TDAH, los Trastornos del Estado de Ánimo, el Trastorno Dismórfico Corporal, la Hipocondría y la Tricotilomanía.

La buena noticia es que el TOC, si no hay una comorbilidad importante, es altamente tratable. La mayoría de las personas con TOC son capaces de entrenar su diálogo interior para ignorar los mensajes falsos y las creencias irracionales hasta que simplemente dejan de prestarles atención.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho × = 56

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>