22 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

El destete, del pecho a la taza

0 comentarios

EL DESTETE DEL PECHO A LA TAZA 1El destete, del pecho a la taza (de los ocho a los doce meses)

Si tu hijo ya ha empezado a comer solo con regularidad, es el momento de enseñarle a beber en taza. Para facilitar el proceso, deja que se vaya entrenendo utilizando una taza con doble asa y que se pueda cerrar con una tapa que tenga pitorro, o bien un vaso de plástico pequeño. Ambas opciones minimizan los derrames.

Al princio llena la taza de agua y ofrécesela solamente en una comida cada día. Enséñale cómo se coloca en la boca e inclínasela para que pueda beber. No te desesperes si durante las primeras semanas trata la taza como si fuera un juguete; la mayoría de los bebés lo hacen. Ten paciencia y, antes de llenarle la taza con leche o zumo o de ofrecérsela en todas las comidas, espera a que aprenda a verter la mayor parte del líquido dentro de la boca (en lugar de desparramárselo por las mejillas o de salpicar toda la habitación).

Beber en taza tiene grandes ventajas: estimula la coordinación mano-boca y prepara al bebé para el destete, que suele tener lugar entorno a esta edad. Podrás saber si tu hijo está listo para el destete cuando:

1. Empiece a mirar a su alredEL DESTETE DEL PECHO A LA TAZAedor mientras lo amamantas o le das el biberón.

2. Coja el pezón o la tetina con la boca pero no succione.

3. Intente bajar de tu regazo antes de acabAr la toma.

Incluso en la mejor de las circunstancias, el destete no es algo que suela ocurrir de la noche a la mañana. Tendrán que pasar seis meses para que tu hijo quiera beber todo el líquido utilizando un vaso o una taza. De todos modos, ahora podrás empezar el proceso de ir avanzando de forma gradual, dejando que sea el interés y los deseos de tu hijo los que te guíen. Probablemente, al principio, te parecerá más fácil sustituir el pecho o el biberón por la taza en la toma del mediodía. En cuanto se adapte a este cambio, intenta hacerlo tambien la toma de la mañana. La toma de antes de acostarse será probablemente la última en la introducción de la taza, y por un motivo: tu hijo se ha acostumbrado a esta forma de tranquilizarse y de obtener bienestar antes de conciliar el sueño y le costará cierto tiempo renunciar a ella.

Si tu hijo duerme toda la noche de forma ininterrumpida, desde el punto de vista físico, no necesita comer nada antes de acostarse. En este caso, puedes intentar romper el hábito en varias etapas, sustituyendo primero la leche de la hora de acostarse por un biberón lleno de agua y pasando luego a sustituir el biberón por la taza.

SÍNDROME DEL BIBERÓNDurante el proceso, puedes tener la tentación de ponerle leche o zumo en el biberón para ayudarle a conciliar el sueño. No lo hagas: si se quedara dormido con el biberón en la boca, la leche o el zumo le impreganarían los dientes incipientes, lo que facilitaría la aprición de caries (un trastorno conocido como “síndrome del biberón”. Para empeorar todavía más las cosas, beber mientras se está estirado boca arriba facilita la contracción de infecciones de oído, puesto que el líquido puede pasar al oído medio con facilidad a través de la trompa de Eustaquio.

Hay otro inconveniente asociado al hecho de alargar demasiado la lactancia artificial: el biberón puede acabar convirtiéndose en un objeto de transición, sobre todo si el bebé sigue conservándolo después de cumplir un año. Para evitar que esto ocurra, no dejes que tu hijo se pasee con el biberón o beba de él mientras juega. Limita el uso del biberón a las horas de las comidas, cuando el niño esté sentado o alguien lo tenga en brazos o en el regazo. Las demás veces dále una taza. Si no le dejas coger nunca el biberón, ni siquiera pensará que existe esa posibilidad.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 − uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>