18 / 10 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Comunicar una enfermedad

0 comentarios

COMUNICAR UNA ENFERMEDAD A UN NIÑO TERRASSA BARCELONAUna investigación realizada por el Dr. Ryan Howes (Universidad de California 2012) y la Drs. Michelle D. Sherman, del Programa de Salud Mental de la familia en la Oklahoma City Veterans Affairs Medical Center (Universidad de Oklahoma 2012) muestra que si los padres no dicen nada a los niños acerca de su enfermedad mental o de la presencia de esta enfermedad en un familiar próximo, los niños desarrollan desinformación y pueden manifestar preocupaciones que pueden ser peor que la realidad a afrontar. También pueden presentar sentimientos de resentimiento hacia sus padres por mantenerlos en la ignorancia.

Los niños perciben más de lo que son capaces de expresar. Si hay algo que saber, lo sabrán. La información reduce la confusión de los niños.

Consejos que te pueden ayudar si te encuentras en una situación en la que debas afrontar y comunicar una enfermedad grave de un miembro de la familia:

COMUNICAR UNA ENFERMEDAD A UN NIÑO 1 TERRASSA BARCELONAHabla con un profesional de la salud que lleve el caso. La mayoría de los padres no saben qué decir a sus hijos. El terapeuta o clínico te suministrará ejemplos que podrás utilizar para explicar la enfermedad y cómo convivir con ella y tratarla.

Deberás lograr un equilibrio complicado entre la revelación de la verdad y abrumarlos con información y preocupaciones innecesarias. De entrada no hay nada de que avergonzarse y se puede hablar abiertamente (cada edad requerirá su planteamiento).

Cómo hablar con tus hijos dependerá en gran medida de su edad y su nivel de madurez. Puede ser que sea apropiado decir que mamá no se siente bien y que le encantaría venir al parque, pero necesita descansar o que el abuelo siempre fué muy nervioso y ahora está muy cansado.

Los niños más pequeños pueden preguntar si son ellos la causa de la enfermedad y suelen preguntarse cómo se puede curar. Para los adolescentes, puede ser apropiado abordar el tema de forma franca, de tal manera que le podamos ayudar a entender y vivir con un padre o un familiar próximo que presente la enfermedad.

COMUNICAR UNA ENFERMEDAD A UN NIÑO 2 TERRASSA BARCELONADebes estar abierta/o a responder una gran variedad de preguntas, especialmente a medida que se hagan mayores. Los adolescentes podrían temer que ellos también puedan reproducir la enfermedad.

Evita desestimar las preocupaciones de tus hijos, te recuerdo que es importante preparar tu charla con un profesional de la salud, que pueda ayudarte a responder las preguntas más frecuentes.

Plantéate la información como una oportunidad de aprendizaje para ti y para él/ella. Tendrás una oportunidad especial para enseñar a tu hijo/a una de las lecciones más importantes de la vida : todo el mundo tiene su equipaje y no es tan importante lo que el equipaje es (el tipo de enfermedad que sea), sino cómo se maneja. Los padres debemos dar a los niños el lenguaje para hablar acerca de la salud, de los sentimientos, del bienestar emocional y del estado de ánimo.

COMUNICAR UNA ENFERMEDAD A UN NIÑO 3 TERRASSA BARCELONAAyúdalos a entender la importancia de un buen cuidado de sí mismo. De como las conductas tóxicas (alchol, drogas…) pueden hacer aparecer estas enfermedades. Habla con ellos sobre el sueño, el ejercicio y la nutrición.

Tranquilízalos. Los niños pueden llegar a preocuparse por el bienestar de sus padres o familiares próximos o del futuro de su propia salud en el caso de las enfermedades hereditarias. Tranquiliza a tus hijos y trasnmite la confianza de que los cuidados adecuados de la enfermedad ayudan a convivir con ella como ocurre en otras enfermedades.

Educa a tus hijos para que desarrollen habilidades de afrontamiento ante la adversidad y dales apoyo emocional.

Al pensar en la enfermedad recuerda que este puede ser el mejor regalo que le puedas hacer a tu hijo/a; un ejemplo de enfrentarse a los retos y a las limitaciones que nos pueda presentar la vida. Se ejemplo de honestidad y valentía. Las personas que perseveran a pesar de grandes adversidades merecen nuestro mayor respeto. A estas personas se las llama héroes de la vida cotidiana.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − = 3

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>