22 / 09 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Ser padres y no morir en el intento

0 comentarios
  • COMO SER PADRE Y NO MORIR EN EL INTENTO TERRASSA BARCELONAAprovecha todos los recursos disponibles para cuidar y educar a tus hijos.
  • Conserva la máximo el sentido del humor. Intenta ver el lado positivo o divertido de los retos y sorpresas que vaya deparando la vida.
  • Por el bien de tu familia, a parte del tuyo propio, cuídate. Házte revisiones médicas periódicamente, aliméntate bien, duerme lo suficiente y haz ejercicio. Que no te trague la Tv. Siempre hay cosas que hacer.
  • Resérvate un periodo de tiempo para tomarte un respiro y desconectar de tus hijos. Relájate con tus amigos. Ve al cine. Cultiva aficiones. Haz cosas que te interesen a ti.
  • No te sientas culpable por el hecho de que tu hijo tenga a sus padre separados. Hay muchas familias en la misma situación y lo más probable es que vayan en aumento. No le has “hecho nada malo” a tu hijo y no necesitas expiar ninguna culpa ni mimarlo más como compensación.
  • No veas problemas donde no los hay. Muchos niños crecen sanos y felices en familias monoparentales mientras que otros tienen graves problemas en familias en las que viven ambos progenitores.
  • Establece unos límites firmes pero razonables para tus hijo y házselos respetar. Los niños se sienten más seguros y se comportan de una manera más sensata y responsables cuando se fijan límites claros y coherentes. Ve modificando esos límites conforme tus hijos asuman más responsabilidades.
  • Resérvate un tiempo cada día para hacer algo a solas con cada uno de tus hijos (“juego exlusivo”, conversar, leer, ayudarles con los deberes, o ver un programa de TV o “jugar con él” a la videoconsola).
  • Elogia a menudo a tu hijo, demostrándole un afecto genuino.
  • Créate una red de apoyo lo más extensa posible: es difícil sacar adelante a una familia estando solo. Cultiva tus relaciones con parientes y amigos y entérate de qué recursos y servicios la Administración te podrías beneficiar para no tener que cargar sobre tus hombros todo el peso del cuidado de tus hijos. Cultiva tambien las relaciones con otras familias.
  • Dialoga con familiares de confianza, amigos y con el pediatra, sobre el comportamiento y el desarrollo del niño, así como de sus relaciones familiares.

Sugerencias para las “segundas familias”.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 6 = nueve

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>