19 / 11 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

¿Cómo educar la autodisciplina?

0 comentarios

Cuando los niños “se portan mal”, muchos padres recurren al castigo entendiendo que así la conducta no se repetirá y educarán a su hijo con disciplina.

Castigo y disciplina son dos conceptos distintos y no deben ser utilizados de manera sinónima. Disciplinar a un niño es una manera de enseñarle autodisciplina, ya que le ayudamos a conocer y entender los límites de las conductas y su control. Castigar es simplemente aplicar un estímulo aversivo ante la aparición de una conducta que los padres consideran “no apropiada”. Es el fracaso de la educación.

Autocontrol y autodisciplina

Los padres deben mostrar un patrón de conducta positivo y coherente, de modo que los niños puedan ver el patrón de lo que es un comportamiento apropiado.

Se puede educar la autodisciplina mostrando al niño una variedad de alternativas positivas ante las conductas no apropiadas. Así, cuando se estén comportando de forma inadecuada, podrán seleccionar una de esas alternativas. Tendrán un referente de conducta.

La disciplina no es simplemente hacer ver a los niños sus errores y utilizar sanciones o elogios para resaltar el comportamiento apropiado. La disciplina nunca puede imponerse mediante conductas sarcásticas, denigrantes o irrespetuosas. La disciplina es una forma de predicar con el ejemplo. Es, en gran medida, un aprendizaje vicario. Los padres que quieren enseñar a sus hijos un mejor comportamiento deben adoptar esas mismas conductas en lugar de decir una cosa y hacer otra. En estos casos, el resultado es que los niños copian la conducta inapropiada que muestran sus padres.

Los adultos deben actuar como reguladores y supervisores de las conductas, sólo así podrán mostrar al niño lo que es apropiado y lo que no lo es.  Hay muchas maneras de disciplinar a un niño. Hay técnicas que van bien para un niño, pero no para otro. La mayoría de los niños no responden bien a todos los métodos de disciplina. Los padres deben ir probando y educar y potenciar el autocontrol como habilidad calve para educar la autodisciplina.

Sigue en “10 consejos para educar la autodisciplina”

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve × = 54

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>