19 / 08 / 2017

suscríbete: Entradas | Comentarios

share this article on delicious Comparte este artículo en Facebook Comparte este artículo en Twitter Comparte este artículo en Linkedin

Canalizar la energía de mis hijos

0 comentarios

Que los niños tengan más energía que quemar, y por tanto, más actividad, no significa que se les deba tolerar un comportamiento inapropiado o molesto para los demás.

Hay padres indolentes que permiten la conducta objetivamente molesta de “su nene”.

Jugar, correr, saltar, gritar, … son conductas sanas y naturales. Pero es importante saber establecer los límites de “dónde pueden o no correr, saltar, gritar, etc.”

Los padres deben ayudar a canalizar esta energía animando a sus hijos a participar en un deporte o afición.

Si consideras que tu hijo muestra un “exceso de energía” y persisten problemas de conducta en casa y/o en la escuela, consulta a su pediatra. La hiperactividad podría ser sintomática de algún problema de impulsividad y de atención.

Los padres deben dedicar tiempo a jugar con sus hijos. Jugar con ellos refuerza los vínculos y permite aprender sobre límites y normas, así como valores importantes para la vida, como son saber ganar y saber perder o resolver conflictos.

El juego es un potente educador

Una vez que los niños son conscientes de los límites de su comportamiento  debemos esperar que siga estas normas de forma continuada. Si observas que tu hijo tiene dificultad para “estarse quieto” deberías consultar con un especialista.

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar estos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ uno = 5

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>